Errores comunes en la curación de contenidos y cómo corregirlos

Publicado el 17 octubre, 2017 por

Un curador de contenidos eficiente debe tener la habilidad de elegir, entre toneladas de información, aquello que resulte más útil y confiable, dotándolo de valor y relevancia para sus seguidores. Contenido digno de ser comentado, guardado y compartido trae consigo todo tipo de oportunidades, así que procura no caer en los errores más comunes.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Dejarte llevar por el encabezado

Un título muy atractivo no es garantía de contenido de calidad. El encabezado puede ser engañoso y tener poco que ver con la información que contiene. No te limites a leer los primeros párrafos o el texto en negritas y con ello dar por sentado que se trata de un buen material. Al no revisar detalladamente de qué trata el artículo podrías estar compartiendo información falsa, de mal gusto o contraria a la ideología de la marca.

Cómo corregir:

Es obligación de un curador, que antes de compartir cualquier tipo de contenido lo revise de principio a fin para cerciorarse de su calidad. Debes leerlo por completo, revisar sus fuentes y la veracidad de la información. Si se trata de un video no observes tan sólo los primeros segundos para decidir si es adecuado. Es necesario mirarlo hasta el final, ya que podrías llevarte una sorpresa sobre cómo se desarrollan las cosas.

No comentar las publicaciones

Dentro de la curación de contenidos estarás cometiendo un error importante si, a pesar de tener cuidado en elegir información relevante y enfocada a tu público, te limitas a compartir sin hacer ningún comentario. Esto dará la impresión de que eres un boot y dificultará conectar en un nivel más humano con los usuarios.

Cómo corregir:

Dentro de cada publicación, no olvides realizar algún comentario. No es necesario repetir el título, en su lugar, expresa tus opiniones al respecto, una frase interesante del artículo, una llamada a la acción o una pregunta que motive a participar.

Ser muy redundante

Seguramente no quieres que ninguno de tus seguidores se pierda tu agudo e interesante último tweet, por lo que decides publicarlo 5 veces seguidas en un lapso de 5 horas. Eso es un grave error que puede terminar por aburrir y generar varios unfollows.

Cómo corregir:

Lo ideal es repetir las publicaciones con varias horas de distancia (incluso días) y colocar, entre una y otra, algunas publicaciones diferentes.

Hacer publicaciones que se salgan de tu línea editorial

La mayoría de tus seguidores están ahí porque se sintieron atraídos por el tipo de contenido que compartes. No cometas el error de publicar algo que se salga por completo de lo acostumbrado. Supongamos que representas a una librería y sueles compartir biografías de escritores, datos curiosos sobre libros, últimas novedades editoriales y de pronto colocas algunos artículos que hablen sobre un tema muy polémico y delicado, con opiniones muy divididas y no tenga nada que ver con libros. Tal vez busques iniciar un debate, pero en cambio podrías generar una gran molestia y perder popularidad.

Cómo corregir:

Determina aquellos temas en los que se enfocará tu contenido y mantente ahí. Podrías en algún momento publicar algo que se salga un poco de tu tema, siempre y cuando mantenga el mismo estilo y lo hagas pensando en los gustos de tus seguidores y respetando su ideología.

Promocionar el mismo contenido en todos los canales

Cada red social es diferente, incluso tus seguidores pueden variar de una red a otra. Lo que podría resultar interesante para Twitter podría no serlo para Facebook. Además, aquellos fans que te siguen en todas las redes se aburrirán de ver exactamente lo mismo en todas tus cuentas.

Cómo corregir:

Es válido compartir el mismo contenido siempre y cuando no te limites a un copy-paste. Realiza un comentario distinto y una fotografía que se adapte al formato de cada red social. De igual manera, si vas a “reciclar” contenido antiguo, cambia el comentario por algo más actual.

Solo hablar de tu marca

El representar a una marca no significa que debas limitarte a compartir únicamente su contenido y hablar tan solo de ella. Recuerda que estás ahí para complacer a los usuarios y la mayoría se aburre de una marca tan enfocada en sí misma.

Cómo corregir:

Realiza una curación de contenidos centrada siempre en los usuarios, no en ti mismo. Ofrece contenido variado (siguiendo la línea establecida) y que vaya de acuerdo con los intereses de tu audiencia.

Por otra parte, no cometas el error de abandonar tus redes por días y de pronto realizar 10 publicaciones seguidas. Calendariza tu contenido para mantener un balance de publicaciones y temas.

No debes limitarte a 3 o 4 fuentes de información solo porque vaya de acuerdo con tu línea editorial y tengas la certeza de que es contenido de calidad. Un buen curador debe estar en constante búsqueda de información fresca, variada, relevante y veraz.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

Startup Chile
IAB
Hubspot
Postedin Jobs