11 errores de redacción que dañan tu content marketing blog

Publicado el 14 julio, 2018 por

La redacción es una de las partes más importantes en el content marketing blog, es por esto, que es necesario que se haga un proceso en el que se involucre la creación, edición y publicación para garantizar que el contenido conquiste a los lectores de tu sitio web. Te invitamos a descubrir los 11 errores más comunes que puedan dañar tu estrategia.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

1. Te olvidas del SEO

Además de crear un contenido atractivo y que involucre de manera correcta a los lectores, debes optimizar todos los textos para SEO. Esto garantizará que el contenido de tus páginas web, pueda ser encontrado de manera más sencilla en los buscadores. Dos de los aspectos más importantes para incorporar el SEO son:

Búsqueda de palabras clave: son los términos por los que los usuarios realizarían búsquedas y podrían encontrarte. Asegúrate de elegir aquellas que sean long-tail y se ajusten a cada una de las etapas del proceso de compra. Además, puedes apoyarte en herramientas como SEMrush o el planeador de palabras claves de Google para encontrar estos términos.

Contenido pensado en la intención de búsqueda del usuario: crea contenido desde el punto de vista de las necesidades de tu público objetivo, esto hará que Google por su parte pueda mostrar a los usuarios tu material de forma oportuna.

2. Te enfocas en el SEO pero no en tus lectores

Ahora bien, sucede lo contrario, en muchas oportunidad te concentrarás en optimizar el contenido para buscadores y puedes dejar de lado lo más importante: el usuario.

Está bien que trabajes el SEO de tu sitio para conseguir posicionamiento y tráfico de calidad. Sin embargo, debes recordar que los robots que rastrean y leen el contenido de tus páginas no serán quienes realicen alguna compra o acción que beneficie a tu negocio. Es por esto que debes redactar contenido para los usuarios.

Por ejemplo debes evitar caer en errores como:

  • Aumentar excesivamente la cantidad de keywords para aparecer en diferentes búsquedas.
  • No adecuar la keyword al contenido, lo que interrumpe el proceso de lectura.
  • Añadir al final de cada post un listado de palabras clave.

3. Te esfuerzas por las descripciones de los productos y no por la propuesta de valor

Antes funcionaba, pero actualmente ya no sirve tal esquema. Las descripciones de los productos debe ser lo último que menciones en tu discurso de ventas, enfócate primero llevar a tu cliente potencial a través de las diferentes etapas del viaje del comprador: descubrimiento, consideración y decisión.

De esa forma las personas comprenderán por qué tu producto resolverá sus problemas y hará su vida más fácil. Allí es donde lograrás generar una conexión emocional con tus clientes, lo cual se traducirá en una propuesta irresistible a tus prospectos.

4. No revisas los textos que creas

Si no haces una revisión a los textos que has creado en tu blog, puedes estar dañando todo el content marketing blog, puesto que pueden tener errores. Directamente esto no dañará tu ranking en Google, pero sí muy probablemente dañe tu imagen corporativa. Por eso usa las herramientas que tienes disponibles: word, corrector de textos online, o si tienes dudas de ciertas frases, busca en Google.

5. Párrafos que abruman

Lo primero que logran ver los usuarios cuenta, por esto, la presentación de todos los textos debe ser corta y sencilla.

Cuando usas párrafos muy largos, dañas la lectura y haces que el lector huya del contenido. Para solucionar esto, divide en párrafos más pequeños aquellos bloques de texto.

De esa forma, tus textos se vuelven más fáciles de leer y más sencillos, lo que hará que el usuario no desee abandonar dicha página.

6. Tu tono parece que sólo busca vender

El contenido de tu blog no puede sonar como un anuncio publicitario. Claramente, deberás ser sutil con los llamados a la acción para conseguir que los prospectos tomen una decisión y finalmente compren. Además, esto te permitirá llevar a tus clientes a través de un embudo de ventas.

Por otra parte, recuerda que el marketing de contenidos usa la técnica de “soft-sell” o venta suave para vender sin emplear un discurso directo de ventas.

7. Usas palabras negativas

Cuando usas palabras negativas en tus textos, se transmite un impacto negativo al lector. La negatividad y en términos generales produce que las personas sean menos perceptibles, menos abiertas y menos positivas.

8. Escribes pensando desde tu perspectiva y no piensas en tu buyer persona

Es normal que cometas este error, pues quien redacta los textos eres tú. Esto sucede cuando los textos que creas, los haces desde tu perspectiva, es decir, desde tus necesidades, deseos o problemas y no te enfocas en los problemas y necesidades del público objetivo.

Esto daña tus discursos de venta y otros textos, puesto que es poco probable que generes una conexión emocional con tu comprador ideal y éste se sienta identificado con lo que ha leído.

Ten en cuenta que para escribir en tu blog corporativo, debes definir quién es tu comprador ideal y así tener ideas de contenido y cuáles podrían ser los argumentos que pueden convencer a tu público. Por ejemplo, si tu público objetivo es un hombre que tiene por necesidad aumentar las reservas de su hotel, podrás usar argumentos como:

  • Testimonios de clientes anteriores.
  • Estudios que demuestren como al usar un software que automatice las reservas, los ingresos de un hotel han crecido.

En conclusión, siempre piensa en lo que necesita tu comprador ideal, pues a él es a quien quieres vender.

9. No eres consistente en la voz de marca

Toda empresa tiene una forma particular de comunicarse con el público, y no está bien que cada pieza de contenido, tenga una forma totalmente diferente de dirigirse a la audiencia. Si trabajas solo en la creación de contenido, asegúrate que usas el mismo tono y el mismo tipo de redacción y en dado caso que sea con un equipo, asegúrate que todos entienden a la perfección cómo es el estilo con el que tu marca se dirige al público.

La voz de tu marca puede resumirse en aspectos de diseño como comunicación, es decir que tu logo, el tono en el que hablas, la cercanía que manejas con tus clientes y los colores que usas, marcan la diferencia para que tu negocio sea recordado y a la vez alcances un mismo impacto con tu estrategia de comunicación.

10. Usas términos de tu industria que pueden ser complejos

Este es el error, que puede acabar con gran parte de los lectores que ingresen a tu página. Si usas acrónimos, siglas o términos extraños que son necesarios, escribe su significado o enlaza un link que le indique a tu lector a qué hace referencia, puesto que, si usas términos complejos puedes confundirlos y dañar toda tu estrategia de comunicación.

Para evitar que esto suceda, puedes pedir el favor a alguien externo de la empresa si podría leer tu contenido y en dado caso contarte si fue de fácil comprensión o no.

11. No tienes objetivos de lo que quieres lograr con cada pieza de contenido

Todo el contenido que crees debes hacerlo con un propósito definido. Si creas un material que no se ajusta a ningún objetivo, posiblemente no lograrás conectar con ningún cliente o prospecto puesto que lo que has escrito no está destinado a ningún tipo de conversión.

Para asegurarte que el contenido que has creado tenga un objetivo definido, puedes relacionarlo a las etapas del buyer’s journey, de esa forma, sabrás hacia qué debes dirigir su redacción y creación, además te permitirá saber que tipo de llamados a la acción agregar.

En algunos casos al evaluar estos objetivos y dar un propósito al contenido que creas, puedes darte cuenta que muchas de las piezas que pensabas crear no son tan relevantes y no merecen ser creadas, por lo que identificarás cuál es el material más adecuado para publicar y el que posiblemente traerá mayores conversiones.

Por otra parte, una pieza de contenido puede llegar a tener diferentes propósitos. Es decir, en un mismo artículo puedes buscar posicionamiento, visibilidad y fidelización de tus clientes. Aquí tienes una lista completa de los objetivos del content marketing:

  • Posicionamiento
  • Visibilidad
  • Suscripción
  • Ventas
  • Fidelización

Es necesario que verifiques que no estés fallando en ninguno de estos errores, puesto que puedes estar perdiendo clientes y a la vez dañar tu reputación online. Además, no olvides la importancia de desarrollar el content marketing blog desde el punto de vista de tu comprador ideal. ¡Evita estos errores y posiciona tu marca a través de un correcto copywriting!

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

Startup Chile
IAB
Hubspot
Postedin Jobs