10 consejos para crear descripciones de productos web atractivas

Publicado el 22 noviembre, 2016 por

Cuando ingresamos a una tienda online, las descripciones de productos web son fundamentales en nuestra decisión de compra. En ellas se evalúan las características, los beneficios, las reseñas de los usuarios, entre otros factores. Por lo mismo, la redacción debe cumplir con una serie de requisitos.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Ciertamente el tipo de producto definirá qué escribir, pero en general, hay consejos que puedes seguir independiente de si se trata de un aparato tecnológico, deportivo o para decorar un espacio. Así que pon mucha atención.

1. Responde las «5 W» para definir al buyer persona: este paso es la base del proceso, te ayudará a identificar a tu cliente ideal y, como expone el sitio de la revista Forbes, también te permitirá guiar la descripción de acuerdo a ello. ¿Cuáles son las 5 preguntas? Veamos el detalle.

Who?: pregúntate hacia quién va dirigido el producto, de dónde viene, qué hace, etcétera. Reúne la mayor cantidad posible de datos, para definir a tu buyer persona y conectarte con tus clientes.

What?: aquí céntrate en el producto, especificando cuáles son sus características.

Where?: piensa en el dónde deberían usar ese producto tus clientes. ¿En la oficina?, ¿en el exterior de su casa?, ¿en un mueble?

When?: para cuándo o en qué momento es apropiado el uso del producto. ¿Para hacer deportes?, ¿para estudiar?, ¿para trabajar cómodamente?

Why?: determina el por qué alguien usaría ese producto.

How?: y este ítem claramente no es parte de las «5 W», pero en ciertos casos es importante detallar cómo funcionará esa máquina o dispositivo tecnológico.

2. Redacta una descripción escaneable: así harás la lectura más fácil, permitiendo que el usuario acceda a la información más relevante de una vez. Puedes incluir subtítulos y frases en negrita.

3. Utiliza la creatividad y escribe un mensaje único: apuesta por entregar contenido de valor y exclusivo, a tus clientes no les agradará ver una copia exacta de otro sitio en el tuyo. Además, hacer propia la información de otros y entregar más de lo mismo, hablará muy mal de tu marca.

4. Incluye las características del producto: por ejemplo, las dimensiones, el tipo de certificación, si tiene apagado automático, qué otros elementos incluyen, la marca, y el modelo. Lo importante es que no caigas en tecnicismos difíciles de entender.

En el siguiente ejemplo, puedes ver cómo Paris.cl incorpora estos detalles:

5. Destaca cuáles son los beneficios: explícale al cliente qué soluciones puede entregarle, cómo le facilitará la vida, qué es lo que hará para él. Por ejemplo, decirle que se trata de un dispositivo que añade 1 terabyte de almacenamiento a su computadora para almacenar sus documentos importantes.

6. Incorpora contenido visual: es muy importante que, en las descripciones de productos web, incluyas imágenes de éstos desde distintos ángulos, que permitan ser ampliadas. Pero también pon atención al formato audiovisual, eso será un elemento de gran utilidad para el comprador. Por ejemplo, un video sobre una máquina para hacer deporte, mostrando cómo funciona y todos los tipos de ejercicios que se pueden hacer con ella.

7. No alardees sobre las bondades del producto: sí, tal vez estás muy contento con tu producto y quieres informar sobre la extensa cantidad de bondades que tiene. Ciertamente será un deleite para ti, pero ¿qué hay de tus clientes? El exceso de halagos podría generar gran desconfianza en un posible comprador, así que actúa con moderación.

8. Añade una sección de comentarios: esto permitirá que los usuarios realicen reseñas del producto y lo califiquen, lo cual servirá de referencia para otros clientes. Por lo tanto, asegúrate de que lo ofrecido se cumpla, de ese modo obtendrás opiniones positivas de los consumidores.

Falabella.com permite que sus clientes comenten y califiquen los productos:

9. Privilegia una longitud coherente de la descripción: seamos realistas, como posible comprador, ¿leerías una descripción que parece testamento? Probablemente no, y ese es el riesgo que corres si no moderas la longitud del texto que incluyas. Por ejemplo, intenta concentrar tu descripción en un minuto de lectura, te obligará a incluir sólo lo relevante y a eliminar aquello que no es aporte para los clientes.

10. Emplea un vocabulario que termine con la culpa del comprador: evita que sienta que está malgastando su dinero o invirtiendo en algo que quizás no sea tan importante. Por ejemplo, hazle saber que se trata de una oferta exclusiva.

Pero eso no es todo. Cuando escribes para una plataforma online, considerar el posicionamiento SEO es fundamental; por lo tanto, en las descripciones de productos web, es indispensable que utilices keywords, idealmente long-tail o de cola larga. Y, por cierto, tampoco olvides incluir datos como el tiempo de garantía, el precio, la cantidad de cuotas permitidas, los medios de pago, las opciones de despacho, etcétera.

Lo principal es que pienses en el cliente al momento de redactar, ello te ayudará a conectarte con sus intereses y necesidades, a captar su atención y a lograr que se concrete el objetivo de compra.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.