5 consejos en el uso de herramientas sociales para las comunicaciones internas

Publicado el 6 junio, 2017 por

La revolución digital está transformando a un ritmo increíblemente acelerado el panorama social al interior de los equipos de trabajo. A raíz de esto ha surgido la necesidad urgente de las empresas de tomar este cambio como una oportunidad para ser promotores de la nueva era de las comunicaciones internas.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Según la encuesta “Change and communication ROI”, elaborada por Towers Watson, las redes sociales sirven para mejorar la comunicación de las empresas. Aquí se indica que el 56% de los empleadores encuestados recurren a varias plataformas sociales como herramienta de comunicación interna con sus colaboradores.

Sin embargo, pese a su conocido impacto sobre la eficiencia en las interacciones, estas potentes plataformas aún no han podido experimentar el auge esperado debido a las diversas opiniones que generan a nivel de altos directivos.

¿Oportunidad o amenaza?

Si bien el social media nos ofrece un número gigante de herramientas sociales para beneficiar a la empresa, existen ciertas barreras percibidas por los empleadores que impiden asumirlas como un modelo de comunicación formal. Uno de los principales temores se centra en la propensión a las críticas y conflictos al interior de los equipos, derivadas de la malinterpretación de asuntos críticos o la develación de información confidencial, que pueden dañar a la imagen corporativa.

Para evitar estos problemas y obtener una completa integración de estas herramientas, es necesario tener en cuenta una serie de conceptos que se harán claves para que las redes se mantengan como una poderosa arma de trabajo. A continuación, te entregamos 5 consejos en el uso de herramientas sociales para las comunicaciones internas:

1. Alineación global del concepto

El sentido de pertenencia que puede derivar de la construcción de comunidades mediante redes sociales está basado en un pilar fundamental; los principios de colaboración que refuerzan los valores de la empresa. Es importante no desligar la gestión de las redes sociales de la estrategia general de comunicación interna de la empresa.

No se debe caer en el error de iniciar comunicaciones en una determinada red social sin antes establecer la coordinación que se tendrá, ya sea digital o física, con respecto al resto de la empresa.

2. Creación de comunidad

Es importante tener claro que más allá de ser un eficiente canal de difusión, las redes sociales tienen como principal objetivo la conformación de comunidades. Esto se logra a través de la promoción continua de la interacción entre sus miembros, quienes colaboran constantemente por una meta en común.

Para esto es esencial ocupar estas plataformas para impulsar las relaciones sociales en la empresa a través de la creación de espacios virtuales amenos y cohesionados. Escuchar lo que el equipo tiene que decir y establecer un diálogo directo con los colaboradores son dos acciones clave para lograr este objetivo.

3. Selecciona la mejora plataforma

Existe un sinfín de redes y herramientas sociales para utilizar en este cambio ¿Cómo elegir la mejor? Es necesario analizar dos cosas:

  1. Aprovechar las ventajas que ofrecen las plataformas ya consolidadas. Gigantes como Facebook o LinkedIn ofrecen familiaridad a los usuarios, además de un diseño intuitivo de fácil adquisición para aquellos que recién se integran a la plataforma.
  2. Identifica los recursos disponibles para determinar la viabilidad de crear una red social propia de la compañía. Esta opción presenta mayores garantías a nivel de privacidad de la información, además de estrechar fuertemente los lazos entre los trabajadores.

4. Establece claramente las reglas del juego

Es muy aconsejable dotar a la organización de un código de conducta digital que regule las acciones online de los trabajadores. Recordemos que una de las principales barreras es justamente el temor a los conflictos internos, un aspecto que se puede abordar de manera práctica con un manual de políticas de usos de social media.

5. Aprovechar la información

Uno de los grandes beneficios de los medios digitales es sin lugar a dudas la enorme cantidad de información que se genera a partir de su utilización. Estas métricas deben ser analizadas y no quedar como simples números estancados en la base de datos.

Un ejemplo concreto son las estadísticas de uso, que serán una fuente inagotable y muy conveniente para conocer los intereses e inquietudes de la audiencia interna. Analizar estos datos y aprender continuamente será fundamental para renovar las estrategias actuales y establecer nuevos planes de acción.

El objetivo primordial de las redes sociales es el de construir comunidades, una premisa que contribuye a crear un sentido de pertenencia entre los colaboradores que entregue la posibilidad de impulsar el diálogo y mejorar las relaciones entre todos los estamentos corporativos.

Este concepto podría alcanzar su auge a medida que las empresas entiendan los beneficios de estas poderosas plataformas de comunicación, siempre y cuando se establezcan de antemano las reglas del juego que determinarán el comportamiento de todos los agentes para obtener los máximos beneficios de esta solución.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.