Crisis de relación: entre la tecnología y el ser humano

Publicado el 3 septiembre, 2018 por

La tecnología definitivamente ha conquistado espacios de la vida cotidiana de manera exponencial en los últimos 30 años. Hay toda una generación de personas que han vivido toda su vida en línea y desconocen un mundo analógico. Esta avasallante presencia puede pasar desapercibida para los más acostumbrados, pero los que dedican tiempo a estudiar la conducta de los usuarios se dan cuenta del dilema que tanta tecnología representa.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Mientras los nuevos programas y aplicaciones móviles definitivamente hacen la vida más fácil a todos los seres humanos, el tiempo que es invertido en interactuar con esas herramientas está sustituyendo el dedicado a la interacción humana: la gente usa apps para hacer transacciones bancarias en vez de visitar una oficina, ordena comida online en vez de ir a cenar a un restaurant y trabaja de manera remota.

La tecnología entonces, no solo está facilitando la vida de las personas, está moldeando la forma en la que aprendemos, trabajamos y vivimos. Y con ese proceso de moldear se van perdiendo costumbres, ocupaciones y competencias relacionadas con la interacción offline que son parte de nuestra naturaleza humana. Hay algunos expertos que afirman que el dilema de las características de la socialización que se están perdiendo versus las bondades que las herramientas tecnológicas aportan ha llegado a un estado crítico: la tecnología está redefiniendo la identidad de los seres humanos, y a largo plazo podría llegar a sustituir por completo el contacto humano. Para comprender este dilema en este artículo de Postedin se analizarán los mayores impactos que ha tenido la tecnología en su relación con la humanidad.

Los medios digitales han transformado la manera de comunicarse

Con el uso del correo electrónico, la mensajería vía whatsapp, las llamadas en conferencia, los blogs, foros, redes sociales y chat rooms, las comunicaciones, tanto informales como corporativas han desarrollado su propio código de etiqueta bastante sutil.

Los memos oficiales de las empresas que antes se colocaban en una cartelera o sitios visibles ahora son enviados con el presionar de un botón. La forma de redactar un correo electrónico, la hora de envío y el asunto del mail pueden definir el porcentaje de éxito del mensaje transmitido. Las redes sociales son un medio que los reclutadores investigan antes de emplear a un candidato, y el no responder los emails de la compañía puede ser causa de despido. Las comunicaciones virtuales no solo han cambiado el medio de transmisión del mensaje, sino que han condicionado la manera y las reglas en las cuales se emite el mismo, y esto ha restado espacio al ejercicio de habilidades de negociación y expresión del lenguaje corporal que hasta hace pocos años eran vitales en la forma en la que los interlocutores se perciben.

La tecnología se ha vuelto parte inseparable en la rutina de la mayoría de las personas

El móvil es lo primero que la mayoría de los Generación X, Millenials y Generación Z miran en la mañana y lo último que revisan en la noche. La mayoría de las profesiones y ocupaciones dependen de un dispositivo tecnológico para realizar su trabajo en la actualidad: computadoras, gps, monitores de funciones corporales, cámaras de vigilancia, telefonía satelital, llaves electrónicas, etc. Se puede evidenciar el colapso de una ciudad cuando hay una falla general de electricidad o internet: se paralizan los medios de transporte, muchos negocios deben cerrar y la gente experimenta síndrome de abstinencia por estar separado de internet. ¿Está la tecnología ayudando a la vida de la gente o condiciona su funcionamiento? la respuesta a esa pregunta depende de la cultura, la ocupación y por supuesto de cada persona.

La tecnología cambió la forma en la que las personas establecen vínculos afectivos

Las redes sociales están cambiando la forma de intimar con otros seres humanos. Ya no sólo se trata de cómo la tecnología ha condicionado nuestras normas de comunicación, sino de la asombrosa manera en la cual se crean y fortalecen vínculos en los medios virtuales. La gente puede conocerse en una aplicación de citas, enamorarse y proponerse matrimonio de manera virtual. Por el contrario, el ciberbullying ha empujado a algunas personas a cometer suicidio. La gente mantiene sus vínculos afectivos usando las herramientas tecnológicas, supervisando a los hijos por cámaras web en las guarderías y pueden dar por finalizada una relación cambiando un status de Facebook.

El problema está en cómo esta satisfacción de las necesidades de manera inmediata debilita nuestras habilidades sociales. ¿Entenderán las nuevas generaciones que cuando conocen a alguien en una fiesta no pueden clasificar a quien conocen por edad, preferencia sexual, distancia e intereses? cada vez es más difícil para las personas tener conversaciones difíciles cara a cara, lo opuesto de lo que pasa en los medios digitales donde tienen a opción de bloquear al interlocutor y dar por finalizada la discusión. Una de las formas que estas aplicaciones tienen para evitar el problema es informando a los usuarios, particularmente la población más vulnerable de las ventajas y limitaciones de su tecnología y brindando herramientas para un mejor uso de sus redes; y esto se realiza a través de la creación de un contenido relevante para los propietarios de estas aplicaciones y que responda a las necesidades de los usuarios.

La Inteligencia Artificial está sustituyendo la interacción humana

Los adelantos de la inteligencia artificial han facilitado la forma en la que se encuentra la información necesaria en el mundo digital y es un asistente en diferentes tipos de procesos organizacionales, educativos y de la vida privada. Programas entrenados defienden los buzones de correos no deseados, archivos con contenido malicioso y de rastreo. La inteligencia artificial sugiere productos y personas de un posible interés a los usuarios en base a sus búsquedas y decisiones anteriores. Aplicaciones con “paciencia milenaria” acompañan a los estudiantes a repasar lecciones y evalúan conocimientos para validar el nivel de aprendizaje. Éstos son contextos en los que se puede observar a nivel general las interacciones que estos programas inteligentes tienen con los seres humanos en la vida cotidiana, pero también hay herramientas tecnológicas tan avanzadas y especializadas que están convirtiendo ciertas profesiones en obsoletas. Tareas que antes hacían personas, tales como análisis de datos, teleoperadoras, atención al cliente, envío de correos, cajeros de supermercado y tutores escolares están siendo reemplazados por máquinas, de la misma manera que el automóvil fue reemplazando a las carretas de caballos en un proceso paulatino pero irreversible. La inteligencia artificial cada vez es más intuitiva y se expande a diversas áreas de acción y pronto cambiará la manera en la que percibimos la realidad de una manera que todavía no imaginamos.

Todos los espacios que ha conquistado la tecnología en las áreas de acción del ser humano responden a una necesidad, de masificar, acelerar y multiplicar a nivel exponencial los resultados del trabajo de sus creadores. Una forma de proteger a los usuarios y a la vez empoderarlos para que utilicen todas estas herramientas en todo su potencial es educando al usuario. Si se puede alertar las nuevas generaciones de los peligros de poner su vida privada en línea, a los usuarios de las estrategias para una contraseña segura y a los usuarios de aplicaciones por voz de sus características de funcionamiento, sus creadores estarán cerrando la brecha entre lo que quiere transmitir su marca y las necesidades genuinas de sus consumidores. Entonces no se estaría acelerando una crisis por la posible pérdida de la esencia humana, sino que se estarían expandiendo las potencialidades y las oportunidades que tienen los seres humanos para usar esas herramientas.

Crisis versus Oportunidad, buscando el equilibrio a través de la información

Los más pesimistas dicen que si la humanidad sigue en esta aceleración de habituación de los adelantos tecnológicos, perderá su esencia. La realidad es que gracias a estas invenciones, los seres humanos han cambiado para siempre. Hemos creado una simbiosis con programas y dispositivos que si bien nos hacen dependientes, también nos permiten ir más allá de nuestra estrella y alcanzar otras galaxias. Lo importante es la incorporación de la educación para poder digerir la influencia que la tecnología tiene sobre las vidas que toca, y toda empresa debe tener la prioridad de educar a sus clientes sobre las características de las herramientas tecnológicas que comercializa o que necesita para brindar los servicios que presta. Una de las maneras más efectivas de hacerlo es a través del marketing de contenidos.

La producción de material de alta calidad, abundante y a completa disponibilidad de los clientes posiciona a la empresa, da una alta rentabilidad y da como resultado, un usuario informado de las bondades y áreas de desarrollo de las herramientas tecnológicas que está empleando, brindando la capacidad de decidir y utilizar las mencionadas herramientas en todo su potencial.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Suscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

Potencia tu estrategia de marketing de contenidos

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

Compra contenido

Administra tus contenidos en nuestra plataforma saas

Gestiona, crea y edita tus contenidos en una plataforma online. Un sistema de administración a tu medida.

Solicita tu demo
¿Quieres aprender de marketing digital?Suscríbete y recibe novedades todas las semanas.