​Curación de contenidos 8 factores que afectan al SEO

Publicado el 13 Octubre, 2016 por

A través de la curación de contenidos, le garantizas a tu audiencia el acceso a la información de mayor valor que circula en la web sobre temas de su interés. En consecuencia, aumenta el tráfico hacia tu sitio y crece considerablemente el porcentaje de conversiones. Sin embargo, puede convertirse en una práctica perjudicial para el SEO si no se desarrolla como es debido y se ejecutan prácticas como las siguientes:

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

1. Copiar y pegar

Al copiar dentro de un artículo demasiado texto de la fuente original, sobre todo sin citar, los motores de búsqueda lo consideran contenido duplicado y lo ubican en los últimos lugares de la hoja de resultados.

Una buena curación se caracteriza por añadir valor a la información de calidad que circula en la web, contextualizarla, publicarla y dar los respectivos créditos . Es decir que debes tomar un contenido y, en la medida de lo posible, escribir lo más importante de éste con tus palabras y complementarlo con conocimientos propios y datos de otras fuentes de autoridad, sin olvidarse de citarlas.

2. Enlazar siempre a las mismas fuentes

Además de que te lleva a perder tu audiencia, pues sin duda migrará a donde sueles dirigirla, para Google la variedad es sinónimo de calidad.

Cuando los enlaces salientes de un sitio dirigen a diversas páginas, el algoritmo del motor de búsqueda lo califica como fiable y deduce que el contenido que publica aporta información de valor, factor importantísimo para el ranking de resultados.

3. No etiquetar imágenes ni modificar su tamaño

Al compartir imágenes es necesario ejecutar ciertas acciones pensando en optimizar el posicionamiento:

  • Incluir texto alternativo: Los motores de búsqueda lo usan para para reconocer la imagen y clasificar adecuadamente, pues no tienen la capacidad de interpretarlas por si solas. Por lo tanto, tienes que incluir palabras clave que representen las piezas visuales que componen tu contenido.
  • Modifica su tamaño: Uno de los factores que Google usa para clasificar las páginas es el tiempo de carga. En ese sentido, es necesario equilibrar el tamaño de las imágenes con la velocidad de carga del sitio, y evitar piezas visuales muy grandes que vuelvan al sitio lento.
  • Dale nombre de archivo: Antes de subir una imagen, es importante darle un nombre de archivo que coincida con su contexto y el contenido de la página. Esto le ayuda al motor de búsqueda a entender de qué trata y le asegura que es relevante para el sitio, parámetro determinante para los resultados porque Google evalúa todos sus componentes.

4. No verificar la calidad de los enlaces

Todos los vínculos salientes deben dirigir a sitios de autoridad y relevancia, caracterizados por publicar contenido de alto valor y sin antecedentes de penalización. De esa manera, le das más credibilidad a tus curaciones y te salvaguardas de penalizaciones indirectas.

5. No pensar en el usuario

Las técnicas de curación de contenidos exitosas se fundamentan en colocar al usuario por encima de los bots de los motores de búsqueda. Es decir que la información seleccionada y compartida debe ser de excelente calidad y no simplemente un escrito que contiene ciertas palabras clave.

Si el público objetivo se siente a gusto con el contenido que encuentra en tu sitio, seguramente lo visitara más a menudo. De esa manera aumentas tu reputación, las visitas y, en consecuencia, tu ranking en los resultados de búsqueda.

6. No ampliar los canales de difusión

Además de filtrar el contenido en base a su calidad y agregarle valor, tienes que compartir la curación en la mayor cantidad de canales posibles (emails newsletters, redes sociales, blogs, etc.) para garantizar que llegue a un público más amplio y multiplicar las posibilidades de que sea compartido.

7. No publicar el contenido curado en Google+

El algoritmo de Google no le da mayor relevancia a las acciones en medios sociales diferentes al suyo. Varios expertos comentan que además de publicar en Facebook y Twitter, debes hacerlo también en Google+, generando un enlace de referencia desde un dominio de Google.

8. No cambiarle el título al contenido curado

A la hora de clasificar contenidos, el motor de búsqueda le da gran relevancia al título. Es importante modificarlo para no competir con el artículo original. Aquí juega un papel muy importante tu imaginación, pues debes ser original pero usar las palabras clave adecuadas.

En conclusión, son las malas prácticas de curación las que afectan el SEO, especialmente las que pueden confundirse con el plagio o duplicación de contenido. Hay que evitarlas y trabajar sobre estrategias de Content Curation diseñadas por profesionales.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Suscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

Potencia tu estrategia de marketing de contenidos

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

Compra contenido

Administra tus contenidos en nuestra plataforma saas

Gestiona, crea y edita tus contenidos en una plataforma online. Un sistema de administración a tu medida.

Solicita tu demo