Los KPI con que debes evaluar a tu redactor freelance

Publicado el 24 octubre, 2016 por

Los KPI (Key Performance Indicators), conocidos en español como indicadores clave de desempeño, son una medida que permite evaluar el nivel de rendimiento de un proceso y su calificación suele expresarse en porcentajes.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Cada indicador obedece a una meta predeterminada o a la necesidad de medir una habilidad específica. Para el caso del redactor freelance, el editor puede establecer varios dependiendo de de lo que espera de su desempeño y de los objetivos de la campaña de Content Marketing, pero existen unos básicos que tiene que evaluar en cualquier proceso. A saber:

1. Nivel de ortografía

Es fundamental. Lo puedes establecer en base a la extensión del artículo, donde cero faltas son un óptimo desempeño y el punto de partida para la medición. Es decir, si tu redactor presenta un texto de 350 palabras con 7 errores, quiere decir que su porcentaje de fallas es del 2% y su rendimiento de un 98%. Ahora, en base al nivel de profesionalismo esperado tú defines los márgenes de tolerancia.

2. Nivel de domino gramatical

Es igual de importante al anterior y lo puedes calificar del mismo modo. Sin embargo, en este la tasa de tolerancia tiene que ser inferior, pues un error de ortografía se puede deber a un descuido e incluso a los mismos correctores de texto del procesador de palabras; en cambio una falla gramatical evidencia decidía al escribir e ignorancia de normas gramaticales básicas.

3. Nivel de puntualidad

Es indispensable medir este indicador. Poco sirve un redactor freelance que posee excelentes calificaciones en ortografía y gramática cuando no entrega a tiempo los trabajos encargados.

4. Tiempo de respuesta

No debes confundirlo con el grado de cumplimiento. Hace referencia al lapso de tiempo que transcurre entre la aceptación de un trabajo y el momento en que lo entrega. Aunque la calificación la puedes fundar en base al número de palabras, recuerda tener en cuenta variables como la complejidad del tema y los contenidos adicionales a la escritura (imágenes, videos, etc.) que tenga que insertar en el contenido.

5. Porcentaje de eficacia

Establece la relación entre el trabajo entregado y el trabajo solicitado. Es decir, mide el grado de cumplimiento de los lineamientos establecidos en el contrato de redacción pactado. Sin duda aquí pueden aparecer diferentes indicadores, como profundización y aplicación del tema, estilo y tono de escritura, uso de formatos adicionales, extensión señalada, uso de fuentes adecuadas, capacidad de síntesis, etc. De acuerdo a tus necesidades y a las de la campaña de Content Marketing, tú decides si generas una o varias categorías, o evalúas cada uno por separado.

6. Porcentaje de eficiencia

No debe confundirse con el anterior. Lo puedes establecer en dos sentidos:

  • Relación entre costo de pieza escrita y calidad de la misma.
  • Relación costo de los servicios del redactor y éxito de sus trabajos (número de visitas, enlaces salientes, cómo se comparte).

En todo caso, requiere de la implementación de herramientas de analítica. Su evaluación debe establecerse teniendo en cuenta otras piezas de su autoría o el rendimiento de otros redactores freelance que publiquen en el mismo sitio, pues en la métrica de este indicador influyen variables como la posición de la página y el vacío de información que llena el escrito.

7. Porcentaje de productividad

Mide la cantidad de artículos que elabora en un tiempo determinado. Si bien es cierto entre las ventajas del escritor freelance se halla la de no cumplir horarios, de nada sirve uno que genere dos artículos de 600 palabras al mes. De cualquier manera, es importante tener en cuenta la calidad, ya que no se trata de aceptar cantidades alarmantes de producto cuando hay que hacerles más de trés revisiones.

8. Capacidad para seguir instrucciones

Se relaciona con la última frase del punto anterior. Entre menos revisiones tengas que hacerle al texto mejor, quiere decir que tu escritor capta muy bien las indicaciones que le das. Al respecto, tienes que instaurar un margen de tolerancia bajo.

Los anteriores son los KPI más comunes e indispensables, pero como ya se señaló se pueden incluir muchos más. Lo importantes es que al momento de diseñarlos, tengas en cuenta que los indicadores deben ser cuantificables y medibles (preferiblemente en porcentajes); además de objetivos (no deben medir habilidades del redactor freelance no establecidas en su perfil o componentes que no fueron pactados dentro del contrato de redacción). Actualmente existen softwares de calidad diseñados especialmente para optimizar esta tarea, lo cual ahorra tiempo valioso y ayuda a sistematizar y representar la información en gráficos. No está de más usarlos.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Suscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

¿Quieres aprender de marketing digital?Suscríbete y recibe novedades todas las semanas.