Posicionamiento SEO: cómo analizar, optimizar y estructurar los enlaces internos

Publicado el 19 Noviembre, 2017 por

Los enlaces internos trabajan de maravilla cuando son bien usados, ¿sabes qué tan bien están funcionando los tuyos? No son la parte más emocionante del SEO On site, pero definitivamente te evitarán problemas futuros si los empleas bien de entrada. Lo óptimo sería que toda tu página sirva como una red de enlaces con referencias entre sí. A continuación te explicamos cómo optimizar los que ya tengas.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Haz un inventario de tus páginas

Antes de empezar a construir, lo primero que necesitas saber es cuáles son los materiales que tienes a tu disposición. En otras palabras, conoce tu contenido, comprueba que estén funcionando las jerarquías que has construido. Haz un mapa de tu sitio con los siguientes elementos:

  • Nombres de las páginas, con sus respectivas secciones.
  • Enlaces entrantes a la página, enlaces salientes.
  • Palabras clave principales.

En la elaboración del mapa puede ayudarte Majestic SEO, una herramienta de pago, que entre los diversos datos que te proporciona te muestra tus textos de anclaje. OpenSite Explorer te ofrece algunas opciones sin ningún pago. Otra forma para ver páginas y enlaces internos son las Herramientas de Webmaster de Google: tráfico de búsqueda –> enlaces internos.

El objetivo de este inventario/mapa es que tengas una idea general de todo tu contenido web, y con ello empezar a planear tu estrategia.

Estructura

Tanto en la arquitectura y en la vida, todo es cuestión de organización. Cuando tu SEO On site está en orden, tienes bastante a favor para el posicionamiento de tu página. Sí, dijimos que los enlaces internos no son la parte más divertida del SEO, sin embargo, una sólida estructura contribuye al mismo de las siguientes maneras:

  • Una mejor navegación: facilita la conexión y visualización de temas en tu web.
  • Una arquitectura y jerarquía claras: con lo que se disminuye la tasa de rebote, a la vez que aumenta la duración de las sesiones, pues el usuario se siente atraído por lo que va encontrando.
  • Disminuye la distancia entre tus páginas: lo ideal es que estas no se alejen más de tres enlaces, así no solamente hay orden sino fluidez.

Ejemplo: si una homepage contiene 100 enlaces hacia páginas internas, significa que el usuario está a un click de 100 diferentes páginas, entre categorías y subcategorías, las cuales le permiten seguir profundizando en el sitio web.

Recomendaciones al crear enlaces internos

Ya con el inventario hecho, y con tus enlaces organizados y jerarquizados, solo queda revisarlos o crear algunos nuevos, de ser necesario. Recuerda que este tipo de enlaces guían a los visitantes a través de la diversidad de tu contenido: no es solo llevarlos de un lugar a otro, ni hay que confundirlos con los enlaces externos, que tienen otras ventajas y desventajas. Estos tips te serán de gran ayuda:

  • No uses el mismo texto de anclaje para diferentes páginas.
  • Cuida su ubicación en la página: ¿funcionan mejor en el contenido o como nota al pie? (En ocasiones Google muestra cierta preferencia por el enlace que está al principio).
  • Texto de anclaje: debe ser atractivo, igual de relevante que el contenido enlazado.
  • JavaScript: usar con cuidado, ya que los enlaces de esta clase no son percibidos por Google con la misma autoridad y ranking.
  • No dejar vacío el atributo [alt]: es el atributo que tienen todas las imágenes, que sirve para ser identificada por los buscadores; además pon las palabras claves.

Algo que puedes hacer dese la URL de tu página web es modificarla para que sea más amigable para todo tipo de dispositivo electrónico, e incluir tus keywords. Pon atención y aplica los redireccionamientos correspondientes, para que al cambiar una URL antigua no te quedes con enlaces vacíos.

No está de más revisar las bases de un enlace

En caso de que lo necesites, recordemos que un enlace está formado por:

  • Etiqueta html, donde se encuentra realmente el enlace.
  • Atributo Href, la URL a la que apunta el enlace.
  • Texto de anclaje, donde el usuario hace click para abrir el enlace, generalmente diferenciado por algún color del esto del texto.

Con estos consejos tendrás una mejor vista de la organización de tus enlaces internos. A la vez que los optimizas, también contribuyes a tu SEO on Site y al valor que generas en tus visitantes. Invítalos con llamados a la acción en tu web para que conozcan tus secciones, tus páginas, y así puedan enterarse de todos tus productos y servicios.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Suscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

Potencia tu estrategia de marketing de contenidos

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

Compra contenido

Administra tus contenidos en nuestra plataforma saas

Gestiona, crea y edita tus contenidos en una plataforma online. Un sistema de administración a tu medida.

Solicita tu demo
¿Quieres aprender de marketing digital?Suscríbete y recibe novedades todas las semanas.