10 errores comunes al crear una Infografía

Publicado el 26 septiembre, 2016 por

Las infografías son una excelente forma de transmitir información. Somos seres sumamente visuales y mientras mayor cantidad de imágenes se usen para comunicar, más probable es que el mensaje se vuelva altamente comprensible. No obstante, las buenas intenciones detrás de este tipo de material pueden verse frustradas por la falta de conocimientos sobre cómo lograr una buena presentación.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Es por eso que aquí hemos enlistado 10 errores comunes al crear una infografía, los cuales puedes evitar fácilmente una vez que los conozcas.

1. Abundancia de texto

La infografía tiene su poder gracias a la posibilidad de entregar un mensaje de forma visualmente atractiva. Si tus textos son demasiado largos entonces estás desperdiciando el potencial comunicativo que debería tener este formato y probablemente tengas mejor suerte escribiendo un ensayo. Enfócate en las imágenes y usa el texto solamente como apoyo.

2. Falta de espacios en blanco

Un error común es pensar que cada espacio de la infografía debe tener contenido y que esa técnica es una forma de “aprovechar el espacio al máximo”. Esto, en la práctica genera es un aspecto caótico, difícil de digerir para el receptor. Dejar espacios en blanco ayuda a mantener una apariencia ordenada y limpia que facilita la comprensión del mensaje.

3. Amontonamiento de contenido

Algunos tienden a juntar muchas imágenes y texto en espacios reducidos, dejando otras partes de la infografía con poco material. Esto genera confusión en el espectador y las relaciones entre contenidos y fotos no queda del todo claro. Es mejor distribuir equitativamente los elementos para que no saturen una cierta sección.

4. Descuido en la alineación

Puede que te parezca sólo un detalle, pero para quien observa tu infografía la alineación de las imágenes y texto va a marcar la diferencia entre algo que se ve profesional y aquello que parece hecho en último momento. Un material visual bien estructurado es atractivo y demuestra preocupación detrás de su creación.

5. Exceso de colores

Las infografías no son tarjetas de cumpleaños ni anuncios publicitarios, sino que buscan posicionarse como fuentes de información fiable y como tales deben guardar cierta sobriedad. Basta con dos colores para tener un diseño elegante y atractivo. Si aún sientes que necesitas mayor colorido, no uses más de cuatro para mantener una estética que de confianza.

6. Uso de colores no complementarios

Los peores tipos de infografía son los que usan colores que no complementan, ya que esto es lo primero que percibe el espectador. Existen herramientas online que te permitirán encontrar una paleta de colores complementarios. Una de estas es Coolors, la cual es muy fácil de usar y te ayudará a tener un buen diseño.

7. Incoherencia entre el tema y la tipografía

Existe una amplia variedad de tipografías y cada una es capaz de transmitir un humor, tono o sentimiento. Es importante preocuparse de que la que ocupes tenga coherencia con el mensaje a transmitir. Por ejemplo, si la infografía se trata sobre bienestar y salud, sería poco adecuado un tipo de letra que se pueda asociar con temas militares.

8. Demasiadas tipografías

Con una tipografía para los titulares y otra para los párrafos es suficiente. Usar distintos tipos de letra en exceso se ve poco profesional y distrae de lo central que es el contenido.

9. Tamaño de las imágenes

Muchos cometen el error de usar imágenes demasiado grandes que rompen con el flujo de la información. Trata de mantener tus fotos y dibujos a un tamaño que permitan al público seguir una historia de forma rápida y dinámica.

10. Variación constante de los tamaños de las imágenes

Otra cosa importante de las imágenes es mantenerlas de tamaños similares, lo que da una sensación de orden a tu infografía. Obviamente esto no es una regla fija y lo que hagas dependerá en gran parte de lo que quieres transmitir, sin embargo, demasiados cambios en los tamaños pueden generar un aspecto caótico que dificulte la comprensión del mensaje.

Ahora sabes qué no se debe hacer al diseñar una infografía, el resto queda a tu creatividad e imaginación. Recuerda siempre que el objetivo principal de este formato es simplificar la transmisión de información y facilitar el aprendizaje, por lo que la sencillez es un ingrediente clave.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.