30 errores comunes en un blog corporativo

Publicado el 29 Noviembre, 2016 por

Un blog corporativo es una útil herramienta para posicionar a una empresa en los motores de búsqueda y fortalecer su presencia en la red. Aun así, los creadores de contenido y editores no están exentos de cometer errores como los siguientes.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

1. No incluir enlaces a redes sociales. Todo blog debe desplegar los iconos para compartir en Facebook, Instagram, Pinterest, LinkedIn y Twitter (por supuesto, estos botones deben elegirse según la temática del sitio). Además, es importante colocar enlaces a las redes sociales en donde tenga presencia la compañía.

2. Falta de interacción con los visitantes. Atender comentarios, dudas, sugerencias y contestar mensajes, es esencial para construir una comunidad de seguidores sólida y fiel.

3. Vender en lugar de atraer. Una de las funciones de un blog corporativo es atraer al prospecto de forma natural, en lugar de acosarlo con campañas de marketing agresivas. Por lo tanto, el cliente deberá sentir que es parte de la familia y no sólo una estadística de ventas más.

4. Lenguaje inadecuado y poco efectivo. El lector debe sentir que le hablan directamente a él de forma amable y que sus necesidades son lo más importante.

5. Mal uso del SEO. Entre los principales elementos se encuentran el uso adecuado de las palabras clave, la personalización de las URL y los títulos llamativos.

6. Falta de promoción de los productos y servicios. Si bien no todo el contenido debe enfocarse en vender, algunos posts sí lo harán; pues el objetivo final será vender y generar ganancias. Estos contenidos siempre deberán resaltar la calidad del catálogo de productos o servicio ofrecido.

7. Cualquier tipo de oferta engañosa. Es necesario evitar las promociones con cláusulas ocultas y aquellas que comprometan la información del usuario en forma alguna.

8. Falta de una estrategia para cada objetivo. La promoción de cada producto o servicio debe contar con un plan bien trazado que incluya fechas, herramientas a utilizar y proyecciones generales.

9. Monotonía. Siempre será conveniente probar nuevos tipos de contenidos que capten nuevos segmentos de audiencia.

10. Un pobre llamado a la acción. Cuando se promocione un producto, la información debe contener una invitación para aprovechar alguna oferta, suscribirse a determinado servicio o descargar algún obsequio digital. Botones claros deben indicarles a los clientes fácilmente los próximos pasos.

11. No construir una comunidad duradera. Deberá mantenerse el contacto con los clientes y escucharlos siempre que tengan algo valioso que aportar.

12. Posts breves y muy informales. Date el tiempo para escribir textos imaginativos y suficientemente largos que capten la atención de quien los va a disfrutar.

13. Errores técnicos. Supervisar constantemente estos detalles evitará que el lector pulse en enlaces rotos o envíe mensajes a correos no vigentes, entre otros ejemplos.

14. Falta de actualización constante. Publicar posts regularmente ayudará a posicionar a la página correctamente en los motores de búsqueda y además mantendrá al lector interesado.

15. Falta de originalidad. Todo el contenido del blog debe ser inédito y aportar algo nuevo al tema del que se trate, evitando copiar a la competencia.

16. Demasiados “widgets” en la página. Ésta debe lucir atractiva, pero hay que evitar agregar elementos innecesarios, como contadores de visitas o boletines de noticias no relacionadas con tu actividad.

17. El contenido no es mobile-friendly. Es preciso optimizar el blog para que pueda ser leído sin problemas en cualquier dispositivo.

18. No aprovechar las redes sociales. Publicar cada nueva entrada en Facebook o Twitter ayuda a dar a conocer a la empresa a mayor cantidad de público.

19. Falta de estilo. Las historias contadas en el blog corporativo deben poseer una personalidad única e irrepetible; desarrollando un storytelling.

20. No probar ideas nuevas. Lo que ayer funcionó, ahora tal vez sea obsoleto. Por lo tanto, hay que tomar riesgos de vez en cuando.

21. Apoyarse en fuentes de dudosa calidad. Todo enlace incluido debe redirigir a páginas de alto prestigio del tema del que se trate.

22. No moderar los comentarios constantemente. Esto puede dar lugar a que prolifere el spam.

23. Información desorganizada. Recuerda incluir las etiquetas adecuadas, tales como “Consejos Prácticos”, “Nuevos Productos”, o “Testimonios de Clientes”, de acuerdo con el tema del que se trate.

24. Esperar grandes resultados en poco tiempo. Es necesario tener paciencia para que el blog se dé a conocer en la red y genere las visitas esperadas.

25. Hablar de muchos temas a la vez. Es más recomendable centrarse en un par de ideas y desarrollarlas adecuadamente.

26. No delegar tareas. Ya que mantener un blog requiere de mucho esfuerzo, es necesario dividir funciones con el equipo de trabajo, desde la planificación de temas y redacción de los artículos hasta el monitoreo de las redes sociales.

27. Enfocarse en tendencias absurdas que poco o nada tienen que ver con la compañía. Si tienes una empresa de construcción, elaborar un video del “Mannequin Challenge” sólo le restará seriedad al mensaje de la empresa, por ejemplo.

28. No incluir suscripción vía correo electrónico para los lectores. De esta manera los lectores serán notificados cada vez que se publique nuevo contenido.

29. Ofrecer demasiada información sobre la empresa que pueda ser usada por la competencia. Es necesario informar y entretener, pero sin revelar ningún tipo de estrategia o plan de acción a seguir en las próximas campañas.

30. Ausencia de enlaces internos. Éstos son importantes para el adecuado posicionamiento web de la página y guían al lector para acceder a otras secciones de la web rápidamente.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Suscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

Potencia tu estrategia de marketing de contenidos

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

Compra contenido

Administra tus contenidos en nuestra plataforma saas

Gestiona, crea y edita tus contenidos en una plataforma online. Un sistema de administración a tu medida.

Solicita tu demo