9 ideas de cómo hacer un blog corporativo

Publicado el 6 agosto, 2019 por

¿Por qué invertir recursos en la creación de un blog corporativo? Esta es una duda que lleva a múltiples respuestas, pero la más relevante de ellas es que entregará una enorme plataforma digital a la marca para posicionar su nombre en los motores de búsqueda y de esa forma, obtener un mayor alcance comunicacional.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Pero para lograr que el tráfico hacia el sitio web se transforme en clientes potenciales y luego en conversiones, este canal de marketing debe desarrollarse cuidadosamente.

Lo primero que se debe entender es que existen diversos factores que determinan el éxito de un blog, este panorama que se agudiza con el gran volumen de información publicada día a día en Internet. De hecho, según WordPress, en diciembre del 2018 existieron 30 millones de búsquedas en Google sobre esta plataforma.

Por eso que es tan importante desarrollar una estrategia de contenidos sólida y en sintonía con la naturaleza de la marca y sus consumidores. Estos son algunos consejos que permitirán entender cómo hacer un blog corporativo.

1. Conocer quién es el target

Lo principal es saber hacia quiénes irá destinado el contenido que se genere, ya que éste debe estar en conexión con las necesidades e intereses del público.

En este punto es importante prestar atención a los detalles, ya que de esa forma se podrá construir una estrategia de contenido. Esto se explica con el siguiente ejemplo: si un usuario desea leer sobre inteligencia artificial se debe tener conocimiento sobre si es experto o aficionado en la materia, de esta manera se podrá saber qué tipo de contenido se debe presentar – técnico o básico- y cuáles son los objetivos que espera lograr esta persona al leer el artículo.

Para lograr obtener un perfil específico es beneficioso construir un buyer persona, es decir un cliente ideal. Esto se logra a través de datos como su actividad, grado académico, preferencias de consumo, edad, etc. Con esta información se facilita la creación y producción de contenido relevante e interesante para los usuarios que visiten el blog corporativo.

2. Apostar por la calidad y originalidad

Antes de redactar un artículo, es importante preguntarse si realmente va a ser un aporte para quienes lo lean. En este sentido, se puede escribir sobre temas publicados, siempre y cuando el contenido sea original. Para lograr esto existen varias alternativas:

  • Puedes incluir nuevos datos, como estadísticas actualizadas de fuentes confiables, información proveniente de especialistas, fechas que ayuden a contextualizar, etcétera.
  • Es recomendable adjuntar videos y/o podcast que entreguen la información de forma más dinámica y entretenida.
  • Puedes emplear elementos gráficos como ilustraciones, infografías propias, fotos, etcétera.
  • Otra estratega es agregar material descargable como plantillas, tutoriales, ebooks, etcétera.

Hay que concentrarse en producir contenido de calidad, que refleje los valores e identidad de la marca.

3. Planificar las categorías que se desarrollarán

La organización es parte crucial de un blog corporativo, ya que éste tiene que ser un espacio ordenado, fácil de navegar y en donde los usuarios encuentren rápidamente lo que buscan, esto también ayudará a definir el tipo de contenido que se va a entregar en el blog.

Por eso es importante acotar la cantidad de categorías, de ese modo, se pueden administrar y optimizar individualmente, con más facilidad.

4. Efectuar sesiones de brainstorming

En una jornada de lluvia de ideas se pueden concretar varios objetivos, incluso los dos puntos anteriores. Pero lo primero es contextualizar el escenario en el que se está, es decir, conocer el mercado, descubrir los desafíos que se enfrentan, tener claridad sobre las metas a lograr, ver los problemas que los blogs de las competencias aún no han resuelto, etcétera.

Esto permitirá generar un mayor número de ideas, que deben ser evaluadas antes de ser ejecutadas para garantizar que sean contenidos valiosos para los clientes y que puedan ser llevados a cabo.

5. Mantener una periodicidad de publicación constante

Uno de los errores que se pueden cometer al momento de crear un blog es partir con mucho entusiasmo y que con el paso del tiempo, la frecuencia de nuevo contenido empiece decrecer. Esto puede disminuir el flujo de lectores, por eso es conveniente diseñar un calendario editorial en donde se establezca la frecuencia de la aparición de nuevo contenido.

Esto no solo ayuda a mantener un orden, sino que también permite llevar un control sobre cómo evolucionan los objetivos y tareas propuestas. En el fondo, es una excelente herramienta para focalizar esfuerzos y optimizar el tiempo de trabajo.

6. Realizar una investigación de palabras clave

El contenido debe estar relacionado tanto a la naturaleza de la marca como a los intereses del público. Esto ayuda a optimizar el posicionamiento en los motores de búsqueda. A la hora de hablar sobre la cantidad de keywords, el sitio Coobis explica que el secreto está en la calidad, no en la cantidad. Aunque, por supuesto, es fundamental mantener un equilibrio; no se trata de incluir términos al azar, por más adecuados que parezcan. Las palabras clave no pueden interrumpir la lectura, tienen que incluirse en el texto de modo natural y no forzado.

7. Evitar el uso de publicidad molesta

Como especifica Coobis, el empleo de Ad Blockers es un acto habitual entre los usuarios de Internet. Esto es una reacción producto de todos aquellos avisos que no solo interrumpen el consumo del contenido, sino que enlazan a otros sitios de baja calidad que buscan aumentar el tráfico engañosamente o infectar los dispositivos. Por lo tanto, es un elemento que no debiera estar presente en el blog de una empresa. Más aún, considerando que brindar una buena experiencia de navegación al usuario es imprescindible en las plataformas corporativas.

8. Diseñar una estrategia de promoción

La idea es que el contenido trascienda el blog, que se difunda por otros canales para aumentar el alcance de las publicaciones y de esa forma, promover el tráfico hacia el sitio web. ¿Qué vías utilizar? Obviamente, están las redes sociales pertenecientes a la empresa, pero el email marketing también es una herramienta de gran valor. Esto ya que la idea principal es atraer al usuario y eso se logra entregando información de forma constante.

Factores como el diseño, el texto, la personalización del contenido, entre otros, son fundamentales para generar ese vínculo con los usuarios.

Por lo mismo, es necesario que el blog incluya un formulario de suscripción con un Call To Action claro y visible. Ello permitirá enviar mensajes y ayudará a maximizar el engagement con los destinatarios.

9. Entablar relación con los usuarios

La interacción con los usuarios es otro de los factores que ayudan al auge de un blog corporativo, esto se puede lograr a través de un feedback, es decir a través de acciones como responder mensajes o comentarios. De esa forma, las personas ven una preocupación por parte del blog de crear una relación activa con los usuarios, lo que genera una confianza hacia la marca.

Cuando se busca una respuesta a cómo hacer un blog corporativo, surgen diversos factores que ayudan a resolver esa inquietud. La principal de ellas es transmitir confianza, y para eso, tanto la empresa como quienes estén a cargo de diseñar, crear y gestionar los contenidos, deben realizar un trabajo serio y de calidad, donde los intereses comerciales no anulen las necesidades o problemas de los usuarios.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.