¿Cómo confiar en quien te vende una estrategia de Marketing de Contenidos?

Publicado el 7 enero, 2018 por

Los vendedores de contenido siempre emplearán diversos argumentos para promover sus ideas y trabajo. Sin embargo, éstas no son siempre viables, rentables o incluso aceptables. El trabajo consistirá entonces en discernir cada una de ellas con suficiente conocimiento, intuición y perspicacia. ¿Por dónde comenzar?

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Saber reconocer los argumentos más débiles empleados por un content marketer es esencial para saber en quién no confiar totalmente. A continuación se detallan tres de los principales.

1. “La estrategia de Marketing de Contenidos debe ser un proceso centralizado”

Este es un argumento que luce bien al leerlo a primera vista. Sin embargo, simplifica demasiado el proceso del Content Marketing. Veamos por qué.

La estrategia de contenidos debe considerar los múltiples canales de distribución, segmentos de público y objetivos particulares. Si bien la centralización del proceso es conveniente para monitorear los aspectos generales, un proceso digital exitoso exigirá la delegación de funciones y la diversificación de ideas y formatos.

Ejemplo: un vendedor de contenidos quiere ofrecerte un plan que incluye producción de información uniforme para blogs, comercio electrónico y redes sociales. Trata de convencerte que es el mejor camino a seguir.

No obstante, de acuerdo con experiencias previas y asesoría de otros expertos, sabes que no funcionará el plan, ya que tu compañía requiere lo siguiente:

-Contenidos específicos para cada plataforma.

-Optimización de cada uno de ellos de acuerdo con el público al que se dirigirán.

-Libertad creativa para los responsables de las plataformas digitales, algo importante para adaptar el contenido a los formatos que el público prefiere.

Por lo tanto, hay que pensar dos veces antes de otorgar confianza total a quien utilice tal argumento para vender su estrategia.

2. “La tecnología es el factor más importante en una estrategia de contenidos”

Esta afirmación es cierta a medias. Cuando un vendedor de contenido afirma que el único camino es el uso de la tecnología, esta proclamando una verdad parcial.

El papel de la tecnología en el marketing actual es fundamental, sin duda alguna. Es imposible el análisis de datos sin los programas correspondientes, así como la distribución de contenidos en medios digitales, entre muchos otros aspectos.

Sin embargo, si tales afirmaciones provienen de firmas que comercializan con este tipo de programas, entonces es aquí donde es preciso discernir cuáles son sus motivos.

Un justo equilibrio es requerido para balancear el uso de la tecnología con el trabajo humano. Al menos hasta ahora, es difícil concebir un elemento sin el otro, por lo que ambos deben formar parte de la ecuación para llegar a un buen resultado.

3 “La organización es imprescindible y la parte central de toda estrategia”.

Nuevamente se cae en una afirmación engañosa. Si bien la organización es importante para el desarrollo de un proceso, este es un concepto parcial.

Veamos el caso de una compañía de tecnología, la que requiere total creatividad para el desarrollo de sus productos. La estrategia requiere orden en cada etapa, cierto, pero también libertad de acción y cierta “desorganización”.

Este último concepto debe estar siempre relacionado con dos aspectos básicos: la libertad creativa y los cambios que se realicen a lo largo del camino. En otras palabras, la flexibilidad es más importante que la organización del trabajo en sí misma.

¿Qué argumentos utiliza un buen vendedor de contenidos, entonces?

Es fácil deducirlo luego de estudiar los puntos anteriores. Por lo tanto los principales incluirán:

-“Ofrecemos un adecuado balance entre trabajo humano y tecnología”: Lo primera se apoyará en lo segundo para obtener resultados impactantes.

-“El Content Marketing es un proceso de muchos caminos sujetos a ajustes y cambio”: Definitivamente este es uno de los mejores argumentos, el cual elimina la idea de un proceso rígido y lineal.

-“Contar con un presupuesto realista, apoyado en datos, es indispensable”: La analítica y los reportes previos serán el punto de partida para asignar recursos materiales a cada partida.

-“Creemos en la delegación de funciones”: Otro concepto importante y suficiente para confiar en un marketero.

-“Cada elemento humano debe estar colocado en el puesto correcto”: Con base en sus aptitudes, talento y aporte a la estrategia respectiva, por supuesto.

En conclusión, vender una estrategia de Marketing de Contenidos no solamente requiere honestidad, sino también coherencia y argumentos sólidos. Cada idea debe considerar la importancia de la flexibilidad en el plan, el aprovechamiento del talento humano y la adecuada aplicación de la tecnología de acuerdo con los objetivos específicos de cada compañía.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.