Content Marketing: Cómo curar contenido en 3 pasos

Publicado el 2 enero, 2018 por

Normalmente, esta tarea se relaciona con curar contenido de terceros. Sin embargo, el que generas para tu sitio o blog, también puede pasar por el mismo proceso. De hecho, es muy conveniente que lo hagas para convertir lo antiguo en algo actualizado, novedoso, atractivo y de valor.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Piensa en cuanto inviertes en generar tus contenidos. Tiempo para investigar, planificar, escribir, editar, crear elementos visuales como videos o infografías, y mucho más. Es bastante trabajo como para que destaque solo al momento de ser publicado, y luego pase al olvido, ¿no crees? Por esa razón, la curación de contenidos es trascendental en el Content Marketing.

Pero el extender la vida de la información que entregas, requiere de importantes pasos previos para lograr maximizar su rendimiento, tal como comparte el sitio Content Marketing Institute. ¡Vamos al detalle!

1. Determina qué contenidos tienen mayor rendimiento

Lo primero en este proceso es saber qué contenidos vas a curar, y para ello debes empezar por descubrir cuáles son los que tienen mejores resultados. No olvides que este nuevo contenido debe ser de interés y utilidad para los usuarios. Lo bueno es que existen varias maneras de recopilar esa información.

    • Haz un inventario: documenta todo el contenido que hayas publicado, especificando los temas desarrollados, las fechas de publicación, el formato en que se distribuyeron y las plataformas donde se difundieron. La organización es elemental durante todo este proceso. Mientras más exhaustivo sea tu inventario, mejor será el resultado de cada etapa.
    • Consulta tus datos analíticos: del paso cualitativo pasamos al cuantitativo. Acá necesitas contar con métricas claves como las páginas vistas, las acciones sociales, el tiempo en el sitio y las tasas de conversión, para realizar una auditoría que te permita analizar el valor relativo de tu contenido, lo cual puedes hacer con la ayuda de herramientas como Google Analytics.
    • Verifica tu tráfico de búsqueda: éste no solo es captado por las publicaciones más recientes; a veces puede ocurrir que un artículo de meses o incluso más de un año, continúe generando un alto tráfico a través de la búsqueda. Ello puede ser un claro indicio de que el tema sigue captando interés, así que no dejes de analizar tus artículos antiguos.

2. Alinea los mejores contenidos con las necesidades y preferencias actuales del público

Ahora que ya tienes contenidos seleccionados, es momento de pasar por un segundo filtro para confirmar la continuidad de la relevancia y, como comparte el Content Marketing Institute, alcanzar el punto óptimo de la curaduría entre el rendimiento comercial y la necesidad de tu público. Revisemos los pasos a realizar.

    • Investiga las palabras clave: con la ayuda de herramientas como SEMrush y Moz, identifica tus páginas de mayor rendimiento y conversión, para evaluar su desempeño en las SERPs y monitorear el volumen de búsqueda para los términos o frases más relevantes en tu contenido. De ese modo, podrás evaluar las tendencias y tener una idea de qué tipo de información priorizar, para atraer a los usuarios y lograr una mayor posición en los motores de búsqueda.
    • Realiza una minería de los comentarios: mantente atento a la retroalimentación de tu público. ¿Qué preguntan?, ¿qué opinan sobre un artículo?, ¿qué tipo de contenido le gustaría consumir? Destina tiempo para atender la sección de comentarios, sus respuestas en redes sociales y sus mensajes en emails. Pero, además, presta atención a las inquietudes que pueden manifestar frente a tu equipo. Esto no solo se trata de leer, también es importante escuchar.
    • Evalúa tus oportunidades competitivas: haz un inventario del contenido de tus competidores, ve cuáles son los temas que están desarrollando y analiza el desempeño de éstos. Ello te ayudará a diferenciarte y a entregar una pieza que tenga un valor real.
    • Descubre las preferencias de formato de contenido: identifica cuáles son las piezas preferidas. ¿Infografías?, ¿videos?, ¿GIFs?, ¿audios? Y también considera desde donde llegan a ti. Por ejemplo, si ingresan mediante un dispositivo móvil, no sería conveniente que desarrolles infografías con mucho texto y muy extensas. En ese caso, lo mejor es que pienses en fragmentar la información para que sea fácil de consumir.

3. Recicla, reutiliza y reconstruye

Luego del trabajo cuantitativo y cualitativo, ya tienes claridad sobre cuáles son tus contenidos más fuertes para reutilizar, de qué modo darles valor agregado y cómo poder posicionarlos en las SERPs. Pero hay algunos factores que aún debes tener presente.

    • Redirige la URL anterior a una nueva: no olvides que a Google no le agrada el contenido duplicado.
    • Actualiza la información: incluye nuevas ideas, ejemplos, un titular distinto, algún gráfico, una meta descripción atractiva, etcétera. Piensa en elementos que rejuvenezcan tu publicación.
    • Reconstruye: tal vez, tu inventario y auditoría arrojaron que hay 5 artículos de un tema en común, perfectamente posicionados y de total interés para tus usuarios. Entonces, podría ser una buena oportunidad para fusionarlos en un ebook. Sé creativo y considera todas las opciones posibles.

El curar contenido es una función que, indudablemente, ayudará a potenciar tu Content Marketing y a maximizar el rendimiento de tu trabajo; pero para que tal condición se cumpla, los criterios de selección deben ser estrictos y estar basados en un trabajo exhaustivo. Solo así, lograrás aumentar el valor y alcance de tus contenidos.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.