Errores que arruinan tus gráficos o infografías

Publicado el 28 enero, 2018 por

La comunicación visual de datos, es una pieza esencial en el Marketing de Contenidos. Aporta valor a la información, entrega una buena experiencia al usuario y viraliza lo publicado. Pero, para obtener todos esos beneficios; no solo se requiere de las herramientas adecuadas y de una minuciosa planificación, también es necesario aprender de los demás, y eso incluye los errores.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Dos de los elementos que más se utilizan en visualización, son los gráficos y las infografías. Hay algunos memorables, pero otros, parecen un verdadero pecado capital. ¿Qué errores no puede contener un diseño atractivo y funcional? ¡Toma nota!

1. El texto como protagonista

El sitio Content Marketing Institute, lo resume muy bien, “no hay gráfico donde se necesita uno”. ¡Lógico!, si en vez de una pieza visual, tenemos texto por todas partes, no podemos hablar de otra cosa. Hay que mostrar información donde se deba, a veces, decir no es lo más adecuado.

Por ejemplo, imagina que vas a publicar un artículo sobre la evolución del calentamiento global en la última década. ¿Qué sería más efectivo?, ¿una lista con temperaturas o adjuntar una infografía que muestre el cambio en colores? Cuando tengas datos numéricos, visualízalos, no hagas que se pierdan entre cientos de letras.

2. Elementos intrusivos

Lo que expones debe ser legible y fácil de comprender, no agregues accesorios que, en vez de aportar, interrumpen y alejan a tus usuarios. Mira el gráfico de arriba, ¿alguien podría entender ese exceso de información? De seguro, no.

Cuando diseñas una estrategia de Marketing de Contenidos, debes pensar muy bien en lo que vas a comunicar, en cómo y en qué mostrarás. A veces, ni con una explicación escrita o verbal, se logra descifrar lo expuesto. Incluye detalles que se complementen con la información, le entreguen valor y la hagan confiable.

3. Gráficos inapropiados

Partamos por la idea de que no todos los gráficos sirven para todos los datos. No se trata de ocupar el que más nos gustó, se trata de tener los conocimientos necesarios y de realizar un buen trabajo con la extracción y análisis de datos, para saber cuál es el gráfico más apropiado.

Veamos un ejemplo. Si necesitas presentar la comparación de métricas entre distintas categorías, un gráfico de barras es una buena opción. Aunque, por increíble que suene, lo he visto en gráficos circulares. Pero no lo intentes, el resultado es un espanto. Y tampoco es recomendable optar por las creaciones en 3D. Como comparte Content Marketing Institute, los gráficos tridimensionales son universalmente inapropiados, no le aportan nada nuevo al usuario.

4. Valores confusos de los ejes “x” e “y”

Este es otro error bastante común en la creación de gráficos. Los ejes tienen que transmitir, claramente, la historia que necesitas contar. Y, por lo mismo, la elección de datos para cada uno, debe ser muy prolija. De lo contrario, no solo confundirás a tus lectores, también presentarás una historia equivocada.

Pero el tener los datos debidos, no solo se refiere a incluir las cifras correctas, también es importante ser cuidadosos con la cantidad de ellos. Encuentra la manera adecuada para simplificar la información.

5. Hacer zoom sobre los datos

Ya sea por descuido o conveniencia, esta práctica atenta totalmente contra la calidad del contenido y la experiencia del usuario, al entregar una visualización sesgada que, usualmente, no es por completo falsa, pero sí es engañosa.

Ejemplifiquemos este error. Imagina que ves dos gráficos de líneas donde se muestra el aumento de la pobreza en un país determinado, de acuerdo a un importante estudio:

  • Gráfico 1: considera desde los años 2010 a 2015; visualizando un incremento de 2 puntos porcentuales. Y concluye que las políticas del Gobierno no fueron efectivas.
  • Gráfico 2: toma en cuenta desde el año 2000 a la fecha, donde se puede apreciar que ese aumento de 2 puntos, es significativamente inferior, comparado con la tasa de pobreza que hubo entre los años 2000 y 2010.

Entonces, ¿es por completo aceptable la conclusión del gráfico 1? Por supuesto que no. Ello refleja la importancia de encontrar el origen de una historia, para que ésta no induzca a error.

6. Ignorar el video y la animación

La comunicación visual no tiene por qué ser exclusivamente estática, el video y la animación brindan una enorme oportunidad para lograr un contenido poderoso que, además, permita generar una interacción inmediata con los usuarios.

Revisemos un ejemplo simple, pero muy entretenido para el público objetivo. En un artículo relacionado con el legado de Barack Obama, tras su presidencia; The New York Times entrega siete gráficos e invita a que los lectores participen entregando sus apuestas. La idea es que extiendan la línea del gráfico hacia el sector que dice “Obama years”, de acuerdo a lo que sepan o supongan. Es decir, indicar si en comparación al periodo de Bush, un determinado índice aumentó, disminuyó o se mantuvo. Luego, para comprobar qué tan acertada estuvo la respuesta, pueden cliquear sobre el botón “Show me how I did“.

En síntesis, la prolijidad y creatividad es parte de un buen trabajo; no arruines tu infografía o gráfico con alguno de estos errores. Tu diseño debe ser limpio, visualmente atractivo, útil y fácil de entender.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Suscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

Potencia tu estrategia de marketing de contenidos

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

Compra contenido

Administra tus contenidos en nuestra plataforma saas

Gestiona, crea y edita tus contenidos en una plataforma online. Un sistema de administración a tu medida.

Solicita tu demo
¿Quieres aprender de marketing digital?Suscríbete y recibe novedades todas las semanas.