Liderazgo: ¿Qué tan saludable es su organización?

Publicado el 6 Julio, 2018 por

El liderazgo en una organización, es el fundamento para que ésta goce de una excelente salud. En Postedin ponemos el ejemplo de ello, ya que hemos recorrido el camino exacto de todo buen líder, lo cual se refleja en el éxito de nuestra marca. Por ello, queremos enseñarte a lograrlo también, así que prepárate para analizar detalladamente conceptos que pueden cambiar el destino de tu compañía.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Antes que nada, ¿qué es liderazgo?

Una definición acertada de este término es: la capacidad de influir en un grupo de individuos para motivarlos a realizar tareas productivas, gracias a las cualidades y habilidades del responsable a cargo. Además, para que el proceso se lleve a cabo de manera eficiente, se requieren de 2 elementos principales: la capacidad de persuasión del líder y la atención que el grupo le prestará.

¿Qué entendemos por salud organizacional?

Este concepto implica varios factores. Entre los principales se encuentran:

-Capacidad de delegar funciones por parte del líder: ya que éste ha mostrado a otros cómo realizar tareas y de qué manera cumplir con las exigencias de forma eficiente, entonces podrá confiar en su equipo para la realización de las mismas.

-Un ambiente en donde exista confianza: esta característica separa a las organizaciones saludables de las tóxicas. Por ello, en todo momento debe existir la confianza suficiente para que la comunicación fluya sin problema alguno. El resultado de este proceso se reflejará en la calidad del trabajo.

-Un grupo que desarrolla sus cualidades gracias al ejemplo: varios de los integrantes también desearán ocupar altos cargos con el paso del tiempo, o bien, desarrollar sus talentos para emigrar a otras organizaciones. Para que esto suceda naturalmente, el ejemplo del líder será fundamental.

Por otra parte, tal como lo menciona Mckinsey en un estudio realizado entre 375,000 personas de 165 empresas y organizaciones, existen algunos factores que miden la salud del proceso. Por ello es importante estudiarlos, así que te los mostramos a continuación.

El líder facilita la colaboración entre todos los elementos del grupo

Tomemos en cuenta que en una organización pueden existir varios líderes, de acuerdo con el número de departamentos y tareas que existan. Sin embargo, para una mejor comprensión del tema, hablamos en singular.

Entonces, el primer factor que medirá la salud de tu marca es este: ¿existe una sana colaboración entre los diversos elementos? Antes de contestar, toma en cuenta lo siguiente:

-El líder sabrá aprovechar las habilidades particulares de cada integrante: por supuesto, no debe existir una colaboración aleatoria. Este proceso debe estar planeado perfectamente, para que cada quien aporte su talento al resultado final.

-Asimismo, sabrá cómo lograr que la convivencia se lleve a cabo naturalmente: esto implica conocer las características de los miembros de su equipo a la perfección, para organizarlos de acuerdo con su afinidad y conocimientos.

Demuestran un auténtico interés por las necesidades de otros

Es desalentador observar que incluso algunas marcas famosas pueden pasar por alto este aspecto, importante para que la organización goce del mejor ambiente posible y el prestigio de la empresa se fortalezca. Pero, ¿qué significa? Implica varios aspectos:

-Saber escuchar a sus colegas y personas a su cargo: todas las preguntas, inquietudes y sugerencias por parte de ellos, merecen ser consideradas. Un líder sabe que su ejemplo es importante para crear un excelente ambiente laboral, así que la atención que le preste a la opinión ajena es esencial para lograrlo.

-Son atentos, pero jamás son paternalistas: el líder, gracias a la visión que ha forjado, confía en las cualidades y talento de su equipo, tanto como confía en sus habilidades personales. Es por ello que mostrará interés por las necesidades de las personas a su cargo, pero siempre les permitirá desarrollar su propia intuición y liderazgo. En otras palabras, jamás buscará protegerlos innecesariamente o llevar a cabo prácticas que impidan el desarrollo natural de su equipo.

Por ejemplo, un mal líder es aquel quien realiza la mayor parte del trabajo y casi siempre controla la aprobación total del mismo. Es decir, aunque su guía y punto de vista siempre serán importantes, debe también brindar la libertad de acción para que los demás desarrollen un alto grado de responsabilidad y autonomía en sus funciones.

Resolver los problemas de la mejor manera: otra característica de una organización saludable

Un líder con experiencia y visión, sabe cómo realizar un adecuado control de daños cada vez que un problema se presenta. Esto implica desarrollar un estado mental que identifique inmediatamente la solución. Por lo tanto, debe apoyar a su equipo para aprender a:

-Jamás mostrar pánico: mantener la calma es el primer paso. Tan sólo basta observar a los agentes de Relaciones Públicas de celebridades y políticos, cuando uno de ellos se ve envuelto en un escándalo o situación desfavorable, por ejemplo. El auténtico líder es el que librará exitosamente a su representado de tal situación, disminuyendo el caos y logrando que el público recupere la confianza en tales personalidades.

-Aprender de la experiencia: asimismo, esta es una excelente oportunidad para que cada uno de los integrantes del equipo aprenda algo valioso respecto a lo acontecido: ¿era posible prevenir tal problema o situación? ¿Qué medidas pueden tomarse en un futuro para evitar este tipo de contingencias?

Un líder efectivo ofrece puntos de vista objetivos

Para que una organización goce de auténtica salud, debe basar la solución de sus problemas en hechos concretos y puntos de vista objetivos. Este también será trabajo de un líder con suficiente criterio, el cual debe siempre mantener un balance en sus opiniones, puntos de vista, trabajo y acciones.

En mayor medida, esto significa dejar a un lado todo tipo de fanatismos y preferencias personales. Las épocas actuales exigen estar del lado de quienes ofrecen soluciones y no de quienes provocan conflicto.

Un ejemplo contundente de ello, son los líderes políticos de algunos países, conocidos por su carácter bélico y medidas que muchos consideran injustas, las cuales les generan simpatía entre las mentes más conservadoras, pero también un enorme rechazo por parte de la opinión pública internacional. Por lo tanto, el líder que aspire a dejar huella, es aquel que encuentre respuestas a los problemas en lugar de generar más.

La organización y los valores: es momento de realizar un examen detallado

Los elementos humanos de cualquier compañía, en gran parte reflejarán el ejemplo del líder. Por otra parte, para que una organización tenga éxito, debe identificar los valores que representan a su personal, así que es momento de analizarlos uno a uno:

-Honestidad: el camino al triunfo requiere ser auténtico en todos los sentidos y esto implica una gran dosis de esta cualidad. Por lo tanto, ¿son los líderes ejemplos de veracidad y honestidad, o por el contrario, su discurso es incongruente con sus acciones?

-Firmeza: es necesario ser enérgico y mostrar autoridad en todo momento, ya que esto definirá también la voz de la marca. No obstante, jamás debe confundirse esta cualidad con la pedantería o incomprensión. Además, si el proceso de comunicación interna fluye adecuadamente, el trato con los clientes también será eficiente y logrará el cumplimiento de los objetivos.

-Carisma: si los dirigentes de una organización poseen esta cualidad, será mucho más sencillo que los empleados y el público confíen en ella. Para que esto suceda, se debe ser carismático en todo momento, lo cual implica un talento natural para relacionarse con todo tipo de personas y lograr su cooperación, así como la capacidad de escucharlos con total atención.

-Conocimiento y autoridad de su nicho particular: cada líder debe ser experto en su campo, debido a que esto garantizará el éxito del trabajo. Es imposible que una empresa cumpla las metas que se ha trazado, si tiene al frente personas inexpertas o con un nivel cultural insatisfactorio. Por lo tanto, el conocimiento es una de las principales armas de todo dirigente.

Motivar a los demás: el resumen de un liderazgo exitoso

Un líder jamás teme verse superado, porque la competencia lo emociona. Por ello, espera que las personas que dirige deseen estar a su mismo nivel. Esta es la razón por la que los motivará a desarrollar su propio talento, logrando obtener lo mejor de ellos en todo momento, e incluso bajo circunstancias difíciles.

Un excelente líder convierte los problemas en oportunidades y el fracaso en posible éxito. De esta manera, el éxito de cualquier estrategia será un proceso sencillo y gratificante en todos los aspectos.

Luego de analizar todos y cada uno de los puntos anteriores, es momento de preguntarte qué tan sana está tu organización. Por fortuna, siempre habrá oportunidad para enmendar el camino y lograr que las metas se cumplan. En Postedin estamos conscientes de la importancia de este proceso, ya que lo hemos aplicado con éxito. Por ello, te invitamos a que realices una seria evaluación de tu marca para modificar aquello que sea necesario, ya que tus expectativas y tu audiencia, en verdad lo merecen.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Suscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

Potencia tu estrategia de marketing de contenidos

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

Compra contenido

Administra tus contenidos en nuestra plataforma saas

Gestiona, crea y edita tus contenidos en una plataforma online. Un sistema de administración a tu medida.

Solicita tu demo