Pasos esenciales para auditar tu contenido

Publicado el 13 Febrero, 2018 por

Ya hemos hablado que la calidad es vital en el Marketing de Contenidos, y ello no solo implica crear un buen elemento visual o un artículo que encante a usuarios y motores de búsqueda, también es indispensable tener una comprensión profunda sobre la información que se entrega mediante el sitio web u otros canales. Por ejemplo, ¿sabes si tienes contenido redundante?, ¿has monitoreado si el linkbuilding on page necesita ser optimizado? Hay mucho por revisar, y ahí es donde entra en juego el inventario y la auditoría de contenidos.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Primero, identifiquemos la diferencia entre ambos procesos. Inventariar significa hacer una lista, lo más detallada posible, de los contenidos que tienes en tu web y otras plataformas. En tanto, auditar se refiere a tomar esa lista y realizar un análisis exhaustivo. Es decir, se trata de emplear una metodología cualitativa y otra cuantitativa, respectivamente.

Las dos tareas requieren de bastante tiempo, especialmente la última; incluso, dependiendo del tipo y cantidad de información que contenga tu sitio, el proceso puede ser mucho más complejo. Pero saber qué pasos seguir, te ayudará a simplificar la labor.

1. Define tu objetivo principal

Conocer tus metas, es el punto de partida en una auditoría. ¿Quieres identificar la información desactualizada para eliminarla o reactivar su vigencia?, ¿necesitas descubrir de qué artículos proviene la mayor parte de tu tráfico?, ¿deseas revisar cuáles son los contenidos más efectivos de acuerdo a cada etapa del funnel de ventas? Define objetivos claros, precisos, realizables y medibles en el tiempo.

De ese modo, también podrás establecer las métricas adecuadas para obtener mejores resultados. Aunque en este caso debes ser muy cuidadoso y elegir aquellas que te entreguen un panorama completo. Por ejemplo, si solo te centras en las páginas vistas, tendrás una idea parcial de lo que ocurre, pero no sabrás cuál es el rendimiento de un artículo o sección en particular.

2. Identifica el contenido que incluirás

La auditoría no solo incluye a los contenidos internos de un sitio web, blog corporativo o aplicaciones móviles, también puedes hacerlo con las landing pages, las publicaciones que empleas como lead magnet, las descripciones de tus productos o servicios, los posts en redes sociales, y más. Por lo mismo, es importante establecer qué quieres revisar. ¿Harás un inventario y auditoría completa?, ¿te centrarás en un canal específico?, ¿pondrás la atención en un tipo de contenido determinado?

Como comparte el sitio Content Marketing Institute, si posees múltiples vías de comunicación debes tener una perspectiva omnicanal, para que tus mensajes lleguen de forma clara y precisa en cada una de ellas. En consecuencia, necesitas un inventario lo más completo posible.

3. Establece qué tipo de datos serán considerados y cómo los recopilarás

Dependiendo de la naturaleza de tu negocio, del tipo de contenido y de tus objetivos; puedes determinar cuál es la lista de datos correcta para los procesos cualitativos y cuantitativos. Por ejemplo, los títulos, el modo en que se accede y consume la información (registro, inicio de sesión, suscripción de pago, etcétera), las keywords, el tamaño y formato de los archivos que se descargan, y todo aquello que te permita obtener un análisis cabal de lo que necesitas saber.

Además, debes considerar el modo en que captarás esa información. ¿Lo harás manualmente?, ¿optarás por la automatización?, ¿qué herramientas vas a utilizar? Content Marketing Institute sugiere opciones como Trim y Screaming Frog; pero también te pueden servir Metricspot, SEMrush Content Audit y Seoptimer. Todo depende de tus objetivos y de lo que necesites medir.

4. Audita lo inventariado

Conocidas tus métricas, es momento de comenzar con el análisis, que te permitirá saber qué información mantener, rectificar, actualizar, reutilizar o eliminar, según corresponda a cada caso. La idea es que los datos que se entreguen sean limpios y de valor, para convertir la información en el conocimiento que haga posible llegar a las conclusiones adecuadas y permita orientar el Marketing de Contenidos hacia la dirección correcta.

Por otra parte, es muy relevante entender que la auditoria no es tarea de una vez cada 10 años. Lo que actualmente reporta buenos resultados, puede que mañana deje de ser efectivo. Es indispensable mantener conocimientos frescos y hacer una evaluación todos los años, mejor aún, si se realiza semestralmente, dependiendo del volumen de contenido y de cuán cambiante sea el mercado.

Sin duda, es un proceso extenso y complejo, pero como asegura, Content Marketing Institute, auditar contenido no es un esfuerzo trivial. Para muchos puede parecer una tarea tediosa, pero sin la información que ella entrega, es muy difícil tomar decisiones estratégicamente sólidas que beneficien a los usuarios y a la marca.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Suscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

Potencia tu estrategia de marketing de contenidos

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

Compra contenido

Administra tus contenidos en nuestra plataforma saas

Gestiona, crea y edita tus contenidos en una plataforma online. Un sistema de administración a tu medida.

Solicita tu demo