​Robotech: una historia de adaptación de contenidos

Publicado el 23 Diciembre, 2016 por

Así como Pokémon Go nos puede enseñar sobre Marketing de Contenidos, Robotech, uno de los animes de culto en la década de los 80, nos puede instruir acerca de lo que es una buena adaptación de contenidos.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Robotech: Una historia de adaptación de contenidos

Para lograr su historia, fusionó tres series japonesas de Tatsunoko Production, con algunos elementos comunes, pero en esencia totalmente inconexas:

  • Super Dimension Fortress Macross.
  • Southern Cross.
  • Genesis Climber Mospeada.

Origen de la adaptación (Robotech)

Para 1984, Super Dimension Fortress Macross había causado revuelo en Japón. Harmony Gold, una distribuidora norteamericana de origen europeo, se percató de ello y vio una gran oportunidad de negocio en su transmisión y distribución en América, por lo que adquirió los derechos para hacerlo; aunque su principal objetivo era usar el anime como método de promoción para otra serie de productos (juguetes, revistas, juegos, etc.).

Sin embargo, Macross se compone de 36 episodios, y para que una serie pudiera ser transmitida en las cadenas televisivas estadounidenses, debía contar al menos con 65. Grave problema. Como solución, inicialmente se distribuyó el anime en cintas para reproductores caseros. Aunque esta estrategia alcanzó cierto éxito, no llenó las expectativas de Harmony Gold. Entonces surgió la idea de fusionar Macross con otros proyectos de Tatsunoko Production; así lograrían la extensión exigida para la transmisión en televisión.

¿Cómo se hizo la adaptación?

La compañía compró adicionalmente los derechos de:

  • Southern Cross (24 episodios).
  • Genesis Climber Mospeada (25 episodios).

Además del estilo de animación japonesa, lo único que compartían con Macross era:

  • Escenas de extraterrestres atacando humanos.
  • Personajes principales pertenecientes al ejército.
  • Mechas o vehículos de gran tamaño que se transformaban en robots humanoides (Varitechs).

Sin embargo, Carl Macek, encargado de la adaptación, consideró posible usar esos elementos comunes para crear una sola historia: Robotech. En consecuencia, se cambiaron los nombres de los personajes de todas las series (“por unos más americanos”), se volvió a escribir gran parte de los guiones y se editaron varias escenas.

Cabe señalar que Macross fue la que menos cambios recibió. Mantuvo gran parte del argumento y la propuesta original. De hecho, es el punto de partida de Robotech.

Para conectar los cabos sueltos o escenas que no hacían parte de la animación original, en las dos series que sucedieron a Macross utilizaron diálogos que hacían alusión a eventos y personajes de la primera entrega. Pero el componente principal de la adaptación fue la voz en off de un narrador que iba explicando la trama.

¿Cuáles fueron los cambios?

Como ya se señaló, se americanizaron todos los nombres. Por ejemplo, Hikaru Ichijo, protagonista principal de Macross, pasó a llamarse Rick Hunter. Los robots de todas las sagas pasaron a llamarse Varitechs; las escenas de alto contenido violento y sexual fueron eliminadas; y se cambió toda la banda sonora.

En los siguientes videos se ven claramente las diferencias entre una banda sonora y otra.

  • Banda sonora de Robotech.

  • Banda Sonora de Macross.

Sin embargo, la adaptación de contenidos de mayor impacto se dio en los guiones y conceptos, siendo Southern Cross la serie más mutilada y re-escrita. De hecho, se puede decir que lo que más usaron para crear a Robotech, fueron las animaciones de los tres animes y los argumentos centrales de Macross y algunos de Mospeada.

Entre los cambios más relevantes, destacan:

  • La Protocultura: en Macross, hace referencia a una raza desconocida, creadora de los Zentraedi y los humanos. En Robotech, es una fuente de poder. Esta adaptación se hizo para poder hilvanar el contenido de la primera entrega con el de la tercera saga (Mospeada) y el concepto de la Flor de la Vida.
  • Dana Sterling: en la serie original no es una de las hijas de Max y Miriya, como sucede en Robotech, y su verdadero nombre es Jeanne Francaix. Su historia no sucede en la Tierra y sus enemigos no son los Maestros de la Robotecnia; sucede en el planeta Gloire y sus adversarios son los Zor, antiguos habitantes de Gloire.
  • El carácter de los personajes: en Macross los personajes son muy humanos, con sentimientos, errores, miedos y complejos. En Robotech, adquieren la típica personalidad heroica que ha caracterizado a los protagonistas de la mayoría de producciones norteamericanas.
  • La liberación de las semillas de la Flor de la vida: en Southern Cross, esta liberación les garantiza alimentación a todos los habitantes del planeta. En Robotech, generan una guerra.

Lo único que une a Robotech y a Macross es la primera parte de la historia. Es decir, la caída de una nave extraterrestre en la Tierra, que en ése momento se encuentra en guerra. Este suceso alerta a la humanidad sobre la posibilidad de un ataque alienígena, pero además le da conocimientos para desarrollar rápidamente su tecnología.

Problemas legales entre Tatsunoko Production y Harmony Gold

Más allá de producir la famosa serie Robotech, esta adaptación de contenidos generó una marca del mismo nombre; con la que se distribuyeron videojuegos, juguetes, ropa, películas, etc. Esto dio lugar a que se presentaran constantes problemas de derechos entre las dos compañías, pues cada una de las series japonesas evolucionó por su lado y con su propia historia.

Esas disputas declinaron en que Tatsunoko no puede distribuir de forma libre los productos relacionados con Macross, especialmente dentro del territorio norteamericano. Mientras que Harmony Gold está impedida para crear producciones de Robotech usando los diseños originales de la serie japonesa, aunque sí con el argumento y adaptación de los personajes ideados por Macek, el flamante autor de la adaptación. Además, la compañía norteamericana es dueña de las licencias de producción y distribución de las mechas (vehículos que se transforman en robots). De hecho, ha presentado demandas legales contra varias empresas por usar moldes o gráficos similares a los que tienen registrados.

Robotech ha sido un buen ejemplo de lo que significa hacer una adaptación. Una tarea relativamente vieja, pero que cobra relevancia en el marketing digital, dado el hecho de que varios profesionales aún no tienen claras las diferencias entre curación de contenidos y adaptación de contenidos. Usan los dos términos de manera indistinta, generando en ocasiones trabajos de mala calidad.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Suscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

Potencia tu estrategia de marketing de contenidos

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

Compra contenido

Administra tus contenidos en nuestra plataforma saas

Gestiona, crea y edita tus contenidos en una plataforma online. Un sistema de administración a tu medida.

Solicita tu demo