Cómo acelerar tu sitio web fácilmente para dejar de perder conversiones

Publicado el 30 Octubre, 2017 por

La velocidad del sitio web es un factor más importante de lo que parece para obtener un buen ranking en Google y además para generar conversiones. Es esta característica la que marcará la diferencia entre navegar en un sitio tranquilamente por varios minutos o abandonarlo inmediatamente luego de unos cuantos segundos.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Los métodos para acelerarlo son diversos e implican varios factores. Pero antes que nada, ¿en dónde radica exactamente la importancia de hacerlo?

Los sitios son cada vez más complejos

Los modernos diseños y la tecnología actual permiten agregar un gran número de elementos a una determinada plataforma digital. Esto es excelente para efectos de presentación visual, pero no así para el SEO relacionado con velocidad web.

La información proporcionada por Make a Website Hub arroja datos interesantes:

-La tasa de conversiones alcanza su nivel óptimo cuando la página se carga en 2.4 segundos en promedio. Al añadir un segundo cae en un 27%.

-El desempeño de los comercios electrónicos ha descendido en un 23% desde el 2014.

-La tasa de abandono de sitios web cuando no cargan velozmente es mucho mayor en los blogs que en las páginas oficiales y tiendas electrónicas.

-Las páginas que tardan menos de 1 segundo en cargar son más propensas a aparecer en los primeros resultados de las búsquedas en Google.

Resumiendo este punto: las marcas deben prestar especial atención al factor velocidad, el cual influye directamente en las conversiones y por lo tanto en el ROI de cada compañía.

¿Cómo conocer la velocidad de carga de un sitio web?

Existen diversas herramientas online que ayudarán a conocer tal dato. Entre las principales están:

-GTMetrix: Al analizar una página brindará información general, tal como tiempo promedio de carga y el tamaño del sitio web. Además muestra una tabla para conocer los elementos a los que hay que prestar atención.

-Pingdom: Además de lo anterior también detalla el número de requisiciones y el tamaño promedio de cada tipo de contenido.

-WebPageTest: Permite seleccionar la locación del servidor y el tipo de navegador usado para obtener un resultado más exacto. Además de realizar la prueba de velocidad, incluye un glosario de términos muy completo para conocer exactamente aquello que se está midiendo.

¿Cómo acelerar tu sitio web?

Lograrlo requiere de ciertos métodos directamente relacionados con el aspecto técnico de una página web. Entre los principales se encuentran los siguientes.

Minimizar recursos

En ocasiones los programadores web muestran un gran entusiasmo al diseñar determinados sitios. Esto, sin embargo, puede llevar a añadir códigos innecesarios que ocasionan lentitud en la página.

Para corregirlo hay que recurrir a una herramienta como Page Speed Tools de Google. Al ingresar a ella se anotará la dirección del sitio web a analizar.

Al obtener los resultados, el sistema muestra un porcentaje de eficiencia con varios puntos que pueden interferir con la velocidad, tales como:

-Optimización de imágenes: Se detallan las URL de aquellas fotografías susceptibles de ser modificadas, reduciendo su tamaño pero no su calidad.

-Especificar caché de navegador: Se muestran las URL recomendadas para ser incluidas en la memoria caché para que el usuario acceda rápidamente a una versión grabada de las mismas, minimizando de esta forma el tiempo de carga.

-Optimizar Javascript: Algunos sitios web tienen códigos que ocasionan bloqueos. Localizarlos es el primer paso para eliminarlos o modificarlos.

Optimización de imágenes

Además del tamaño hay que tomar en cuenta otro importante elemento: el formato de imagen. El ideal para cualquier tipo de contenidos es .jpg seguido de .png. Por otra parte, hay que evitar a toda costa formatos como BMP y TIFF. Asimismo, no es buena idea incluir una gran cantidad de GIFS, ya que todo ello ocasionará lentitud tarde o temprano.

Comprimir el sitio web

La tecnología moderna permite comprimir cualquier página determinada sin afectar su calidad o desempeño. Para tal efecto existe una herramienta como Gzip, la que es capaz de reducir el tamaño de una web hasta en un 70%.

Para gozar de esta ventaja, lo primero es localizar el archivo .htaccess dentro del código HTML del sitio web. Una vez encontrado se procederá a incluir este código dentro del mismo:


# compress text, html, javascript, css, xml:
AddOutputFilterByType DEFLATE text/plain
AddOutputFilterByType DEFLATE text/html
AddOutputFilterByType DEFLATE text/xml
AddOutputFilterByType DEFLATE text/css
AddOutputFilterByType DEFLATE application/xml
AddOutputFilterByType DEFLATE application/xhtml+xml
AddOutputFilterByType DEFLATE application/rss+xml
AddOutputFilterByType DEFLATE application/javascript
AddOutputFilterByType DEFLATE application/x-javascript


De esta forma la velocidad mejorará sustancialmente y la experiencia de navegación será mucho más satisfactoria.

La velocidad del sitio web es un elemento que influye directamente en el éxito de una marca en el mundo digital. Jamás hay que pasar por alto esta característica, así que es imperativo modificar todos aquellos elementos que interfieran con la misma lo antes posible.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Suscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

Potencia tu estrategia de marketing de contenidos

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

Compra contenido

Administra tus contenidos en nuestra plataforma saas

Gestiona, crea y edita tus contenidos en una plataforma online. Un sistema de administración a tu medida.

Solicita tu demo