Cómo hacer tu sitio más seguro para que Google no te castigue

Publicado el 25 Noviembre, 2017 por

Contar con un sitio seguro es una de las máximas preocupaciones de los marketeros. Esto es esencial para que el visitante otorgue su confianza y también para destacarse en los mejores rankings de búsquedas. Así es: ahora Google tomará la seguridad como factor esencial para SEO.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

¿Por dónde empezar? Los siguientes consejos ofrecen información y soluciones al respecto, listas para aplicarse cuanto antes.

El asunto con el SSL

Este término significa “Secure Sockets Layer” y en palabras mucho más sencillas es la “S” dentro del protocolo HTTPS. Es decir, es la tecnología encargada de que un sitio sea totalmente seguro.

Si una web carece de este protocolo, Google tiene formas bastante ingeniosas de avisar al usuario sobre su falta de seguridad. Una de las más recientes, y quizás de las más polémicas, es por medio de la versión número 62 de su navegador Chrome, el cual muestra una advertencia al ingresar a sitios no seguros, ya sea con un símbolo rojo de “Warning” o bien con un signo de exclamación.

Por lo tanto el primer paso será solucionar este aspecto, ya que de acuerdo con la información de HubSpot, el 82% de los visitantes abandonará tu sitio web si éste no es lo suficientemente seguro.

¿Cómo solucionar lo relacionado con SSL?

Lo primero será saber exactamente si tu sitio web cuenta con este protocolo, lo cual puede ser verificado por medio de esta herramienta.

Si el resultado es negativo, habrá que seguir los siguientes pasos:

-Verificar con el proveedor de servicios de hosting o con el departamento técnico respectivo o ingeniero en sistemas, cuál es el tipo de certificado que el sitio requiere. Es decir, de qué forma se realizará el cambio de HTTP a HTTPS. Algunas formas para hacerlo son:

-Método tradicional.

-Encriptamiento de datos.

-Cloudfare.

Cada una de ellas tiene ventajas y desventajas que son necesarias analizar antes de tomar la mejor decisión. Por ejemplo, el encriptado es de bajo costo y de fácil implementación, pero los certificados son válidos sólo por 90 días. Por su parte el método tradicional es mucho más costoso.

De cualquier manera será necesario emigrar a protocolos seguros para evitar penalizaciones por parte de Google y además reducir el impacto negativo que dichas advertencias puedan tener en los visitantes.

Actualizar todos y cada uno de los plugins y extensiones

Generalmente los hackers se aprovechan de la vulnerabilidad de una web en este sentido. Por lo tanto, hay que realizar una revisión periódica de estos elementos para actualizar los que sean necesarios, así como para eliminar aquellos que ya no sean útiles.

Constantemente revisar el sitio para saber si existe cualquier tipo de malware

Los archivos maliciosos son la pesadilla de cualquier ingeniero o de cualquier marca seria, hablando en términos generales. Por lo tanto hay que utilizar herramientas como McAfee Security Scan Plus o Panda Active Scan para detectar cualquier tipo de intrusión en las plataformas digitales y al mismo tiempo proceder a eliminarlas.

Control de spam

Aunque el spam en sí mismo no es considerado un asunto vital de seguridad web, sí es importante controlar estos aspectos para que los visitantes puedan navegar sin problema alguno.

La revisión constante de los mensajes de otros usuarios en el blog corporativo, eCommerce o web principal es necesaria para detectar y eliminar todo tipo de información no deseada, especialmente aquellos comentarios que contienen todo tipo de enlaces sospechosos o potencialmente peligrosos.

Utilizar un password manager

Este tipo de programas diseñan y administran todo lo relacionado con contraseñas hiper-seguras, lo cual es esencial para todo sitio seguro en la actualidad. La mayoría de ellos son en realidad muy económicos, pero si se opta por no realizar este gasto, de cualquier forma deben seguirse las recomendaciones para crear los passwords, tales como:

-Cada uno de ellos debe contener letras mayúsculas, minúsculas y algunos símbolos, especialmente los que sean poco comunes.

-Es obligatorio cambiar esta clave cada cierto tiempo. De dos a tres meses es un periodo razonable para reducir el riesgo de robos de identidad o cualquier otra actividad maliciosa.

-De ninguna manera deben diseñarse las contraseñas con base en fechas especiales o cualquier dato similar que sea fácil de adivinar.

Un sitio seguro implica prestar atención a muchos detalles técnicos. Por lo tanto hay que vigilar cada uno de ellos para realizar los cambios que sean necesarios. De esta manera se garantizará un buen ranking en los motores de búsqueda y se evitará al mismo tiempo cualquier castigo por parte de los algoritmos de Google.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Suscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

Potencia tu estrategia de marketing de contenidos

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

Compra contenido

Administra tus contenidos en nuestra plataforma saas

Gestiona, crea y edita tus contenidos en una plataforma online. Un sistema de administración a tu medida.

Solicita tu demo
¿Quieres aprender de marketing digital?Suscríbete y recibe novedades todas las semanas.