Cómo la AI y CLV ayudan a los especialistas en Marketing Digital

Publicado el 12 enero, 2018 por

El Marketing Digital, tal como lo conocemos actualmente, basa gran parte de su trabajo en la tecnología y la información que ésta brinda. Por lo tanto, es importante desarrollar estrategias que integren estos factores, pero siempre con una idea clara en mente: la satisfacción del consumidor.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Inteligencia Artificial (AI) y Customer Lifetime Value (CLV): el punto donde los programas automáticos son realmente importantes

Uno de los aspectos en los que muchos marketeros fallan, es en la aplicación de tecnología que no brinda la información correcta. Un ejemplo de ello es el análisis y utilización de métricas de vanidad en exceso, o bien, las apps destinadas a brindar información superficial sobre el comportamiento de los consumidores.

Por otra parte, los expertos coinciden en un punto importante: el uso de la Artificial Intelligence unida al Customer Lifetime Value, es quizás el futuro del análisis de datos de marketing. Es fácil explicarlo en unos cuantos puntos:

-Los programas automáticos ahorran tiempo y el uso de tecnología inteligente permite procesar datos y conocer aspectos de manera rápida, los que serán usados para creación de contenidos, impulso de campañas y captación de clientes.

-Cuando dicha tecnología además toma en cuenta una métrica fundamental como el CLV, el resultado será más que satisfactorio. Es decir, de forma intuitiva se desarrollarán las estrategias que llevarán a conseguir y mantener los mejores clientes posibles para la marca.

Pero, ¿qué significa este último concepto?

El Customer Lifetime Value y su importancia en el Digital Marketing

Se trata de un indicador que analiza el valor promedio de un cliente durante el tiempo que dure su relación con la compañía, con base en los datos siguientes:

-Gasto promedio en cada compra.

-Número de adquisiciones realizadas por el usuario en un periodo determinado.

-Tiempo de vida estimado de la relación comercial.

Así, en la práctica tenemos el caso del cliente “A”, el que desembolsa en promedio $175 dólares durante sus compras, las cuales se repiten 15 veces en un año. Además, prevemos que la relación con este usuario durará 3 años.

La fórmula entonces indica que el CLV es de:

($175 x 5) x 3 = $2,625 dólares.

Por supuesto, existen variables que es necesario tomar en cuenta, tales como contingencias o gastos extras para lograr que el cliente adquiera el producto.

CLV y AI: el matrimonio perfecto

La unión de inteligencia artificial con este concepto, CLV, está dando como resultado programas automáticos que rastrean y analizan los datos de los clientes con mayor valor o puntaje para una marca. Aunque básicamente esto también se observa durante el proceso automático de lead nurturing, por ejemplo, el matrimonio entre estos dos factores da como resultado lo siguiente:

-Optimización de contenidos para los clientes adecuados: En términos prácticos, para una marca será más importante conservar un cliente con un CLV de $3,500 dólares que uno con apenas $50. La AI, por lo tanto, ayudará a segmentar aquellos con un valor más alto para ofrecerles el contenido que ayudará no sólo a conservarlos, sino también a incrementar esa cifra.

Ahora, por otra parte, el cliente con un CLV menor también es potencialmente valioso para la empresa y por ello se le dará seguimiento mediante otro tipo de técnica. La más recurrente sería el email marketing, en este caso.

-Esta información ayudará a mejorar los puntos de contacto digital del usuario con la marca: Definitivamente, no basta con venderle un producto. También es importante la manera como llegará a él.

Ejemplo: gracias a la utilización de AI para detectar al grupo de clientes con mayor CLV, se obtiene una lista muy útil. El departamento de marketing al mismo tiempo ofrece un reporte que indica un factor inquietante: las landing pages no están debidamente optimizadas, por lo que es necesario trabajar para resolver esta situación.

Luego de hacerlo, al dirigir a ese grupo de consumidores a las nuevas plataformas digitales, su CLV aumentará potencialmente durante el siguiente año. Y todo ello gracias al uso de la tecnología adecuada.

¿Cuál es el futuro para las compañías?

Mientras cada una de ellas decide qué nivel de inversión desembolsarán para adquirir su siguiente programa inteligente, también será necesario lo siguiente:

-Estrategias siempre basadas en la satisfacción al consumidor.

-Análisis de las tecnologías actuales para saber cuáles realmente están funcionando.

-Menor uso de métricas de vanidad y mayor énfasis en aquellas que ofrecen información útil y objetiva.

El Marketing Digital y la tecnología inteligente son el binomio ideal en una estrategia que tenga como propósito segmentar a los clientes más valiosos para ofrecerles la mejor experiencia. Así se cumplirán con los objetivos de la campaña, logrando un posicionamiento perfecto y las ganancias esperadas.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.