El contenido mejora la imagen de marca en el mundo online

Publicado el 24 julio, 2018 por

El marketing de contenidos se ha posicionado como la base del inbound marketing por muchas razones, pero principalmente porque ha probado ser una vía muy eficaz para posicionar una marca. Al generar y publicar contenidos de forma constante, las marcas ganan presencia en Internet y además logran entablar una relación cercana, interactiva y duradera con sus clientes y prospectos.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Es así como los contenidos juegan un papel cada vez más importante en el proceso para construir y mejorar la imagen de tu marca. Son una excelente forma para hacer branding, para promover, ganar credibilidad y hacer destacar tu marca entre la competencia.

Gana credibilidad para tu marca

La credibilidad es un aspecto que afecta directamente la imagen de tu marca. Por eso debes cuidar lo que comunicas a través de tus contenidos y procurar hacer publicaciones con cierta frecuencia para que el público no te pierda de vista.

Es muy importante crear contenidos de calidad, que estén bien estructurados y fundamentados. Esto quiere decir que para cada contenido debe haber investigación previa para contar con datos y fuentes fiables. Los contenidos que cumplen con estos requerimientos básicos, son los favoritos de un público interesado en estar bien informado.

Cuando tu blog aporta contenidos de calidad y consigues hacerlo con frecuencia para no perder el interés del público, cada vez más usuarios van a tomar en cuenta tus opiniones. Esto significa que el público ha desarrollado confianza hacia tu marca y tiene una imagen positiva de ella. Tu marca gozará de buena reputación y poco a poco te convertirás en una voz de autoridad para tus seguidores.

No es necesario producir contenidos demasiado técnicos ni rayar en lo académico si no van con la imagen que quieres proyectar para tu marca. Recuerda que lo más importante es guardar la calidad: si por ejemplo haces un video, cuida la edición, los efectos de sonido, el guión y la duración. Quizá tu producto esté dirigido a un público joven que espera ver videos o artículos sencillos y entretenidos, mas no por eso debes ofrecer un contenido pobre o inacabado.

Por otra parte, los contenidos que tienen poco trabajo detrás o que solo buscan generar sensacionalismo, suelen reflejar una calidad inferior. La audiencia, que se ha vuelto cada vez más intuitiva y exigente, se dará cuenta de la falta de trabajo detrás de los contenidos y dejará de tomarlos en serio. No es ninguna sorpresa que los contenidos pobres terminen por deteriorar la imagen de la marca y que la mayoría de los usuarios pasen de largo, sin reaccionar ni comentar.

Promueve tu marca

A diferencia del marketing tradicional, que se caracteriza por ser molesto e invasivo porque llega al público cuando menos lo desea, el inbound marketing busca que los clientes vengan a ti a través de la magia de los contenidos.

Ya no se trata de ofrecer productos o servicios directamente a todos tus clientes por igual, como sucedía al escuchar un spot de radio o un comercial de televisión que irrumpe ofreciendo productos que no son del interés de la mayoría. El marketing de contenidos tampoco tiene que ver con esos molestos banners que saltaban de la nada, invadiendo tu monitor, anunciando que habías ganado un premio por ser el visitante número 999.

El método de inbound marketing consiste en hacer llegar al público información o entretenimiento que interesa, que atrae y enamora. La gente puede elegir qué tipo de contenidos desea ver y generalmente buscará lo que realmente le parece relevante.

Esta manera de relacionarse con clientes y prospectos tiene un efecto positivo para la construcción de la imagen de marca. Los usuarios empiezan a identificar aquellas marcas que les ofrecen información valiosa o simples momentos de entretenimiento. Si consigues conquistarlos, serán ellos mismos quienes acudan a tu blog o sitio web porque sabrán que ahí encuentran contenidos que les gustan.

Todo esto cumple una función muy importante: promover tu marca y asegurar un impacto positivo en su imagen.

Destaca entre la competencia

Una de las claves del branding consiste en distinguir tu marca de tus competidores. Lo que hace tu marca única y diferente tiene que ver con el valor que ofreces a tus clientes, es decir, a la experiencia que va ligada a tus productos o servicios. El valor de un producto tiene que ver con el plano de las emociones, con hacer sentir especial al cliente: recibir un trato personalizado, sentido de pertenencia a un grupo privilegiado, ir de acuerdo con una moda, etcétera.

Tus contenidos deben ir acordes con el valor de tu marca ¿cómo conseguirlo? Creando contenidos memorables y teniendo un sello de distinción para tu marca. Puede ser un formato específico, una tipografía, un jingle o abordar cierta temática semanal o mensual (por ejemplo: cápsulas sobre arte, entrevistas a transeúntes). Las posibilidades son ilimitadas.

Una vez que tienes un sello distintivo y has logrado captar la atención de la audiencia, la imagen de tu marca se habrá beneficiado y la suerte estará de tu lado. Cuando el público navegue por Internet y reconozca tus contenidos entre todos los demás, querrá ver los tuyos sin dudar.

Ofrece a tu audiencia lo que pide

Hasta ahora has escuchado las maravillas del inbound marketing, pero quizá te preguntes cómo conseguir ese efecto de atracción tan deseado. La clave está en segmentar al público cuidadosamente antes de crear tus contenidos para saber exactamente quiénes van a leerte. No tiene caso crear contenidos sin antes tener claro a quiénes van dirigidos.

Por eso, estudiar el comportamiento del público debe ser parte medular de tu estrategia de content marketing. Esto implica conocer sus gustos, estar al tanto de sus tendencias y aspiraciones, para tener una guía sobre los temas que puedes desarrollar. No es lo mismo tener un público de jóvenes profesionistas, que uno de hombres adolescentes o de mujeres mayores de 60 años.

Cada buyer persona tiene intereses diferentes, procede de un contexto socioeconómico particular y tiene inquietudes diversas. Segmenta y conoce bien a tus buyer persona para que sepas qué tipo de información esperan ver mientras navegan por la web: información especializada, tutoriales, entretenimiento, noticias, datos curiosos o tips.

Gracias a una segmentación detallada también sabrás qué palabras clave utilizan en sus búsquedas e incluso qué formatos utilizar para ofrecer los contenidos: ¿tu público objetivo prefiere artículos, memes, infografías o videos? ¿Le agrada un tono serio, relajado o busca algo de humor?

Si tienes la dedicación suficiente, con el tiempo llegarás a distinguir una serie de patrones de comportamiento e incluso podrás predecir la forma de actuar de tu público en el futuro. Así siempre sabrás el momento adecuado para hacer llegar la información de forma que existan más posibilidades de que tu contenido sea visto y compartido.

Te conecta con el cliente

Los contenidos tienen la capacidad de acercarte con tus clientes y prospectos como nunca antes, en una forma más sutil pero también más personalizada. La comunicación es bidireccional: no solamente tu marca comunica, sino que es posible interactuar con el público, escuchando sus comentarios, opiniones, quejas y sugerencias, con la posibilidad de responder.

Los contenidos compartidos a través de redes sociales son una forma efectiva para incentivar la participación de los usuarios con tu marca. Una manera de hacerlo es invitando a compartir experiencias o fotografías relacionadas con el tema de tus contenidos, formulando preguntas que el público tenga curiosidad por responder y agregando las etiquetas o hashtags del momento.

Para afianzar la conexión con el público, es importante incluir un call to action o llamado a la acción en tus contenidos: invita a los usuarios a dar «me gusta» a tu página o a suscribirse a tu canal de YouTube, incluye links hacia tu sitio web y botones para compartir en redes sociales.

Siguiendo estas estrategias, el cliente desarrolla confianza hacia la marca, genera engagement y esta se convierte en su top of mind.

Los contenidos tienen mucho que ofrecer al crecimiento de tu marca y juegan un papel central al momento de construir su imagen. Esto se debe a que se han convertido en una de las vías principales de contacto con los usuarios.

Antes que ofrecer directamente tus productos y servicios, debes segmentar al público y estudiar a cada buyer persona para ofrecer contenidos que sean atractivos e interesantes. Contar con una estrategia para generar contenidos de calidad de forma periódica es la mejor forma para promover tu marca y destacar entre la competencia.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.