Guía: 10 Errores que debes evitar al gestionar redes sociales

Publicado el 14 Agosto, 2016 por

Las redes sociales se han convertido en un poderoso instrumento de comunicación, que las empresas han tomado para llegar a usuarios y clientes potenciales. Este auge del Marketing Digital busca además de vender, alcanzar una conexión que logre fidelidad, sentido de pertenencia y promoción de la marca por parte del consumidor.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Sin embargo, no basta abrir cuentas en varios medios y estar por cumplir, la gestión acertada y eficiente es la piedra angular para alcanzar el éxito y engagement del público en el mercado.Evitar las fallas en este segmento de marketing favorecerá significativamente el crecimiento, imagen y rentabilidad de la compañía.

Pequeños e inocentes tropiezos pueden llegar a tener un costo muy alto en este medio, aun cuando en algunos casos puedan solventarse a tiempo, en otras circunstancias ya no habrá vuelta atrás.

Si tu propósito es incursionar o fortalecer tu estrategia online a través de un plan Social Media, te presentamos una serie de 10 errores comunes que no debes cometer en este campo. Tómalos en consideración a la hora de evaluar el desempeño de tu Community Manager o bien si deseas gestionar por cuenta propia tu propuesta:


1.-No tener una estrategia con objetivos definidos:

Lo principal es definir por qué y para qué tienes que estar en las redes sociales. Debes segmentar el público al que deseas llegar, determinar los propósitos a cumplir y las herramientas a utilizar. Las acciones claras servirán para decidir el tipo de contenido a compartir. Enfoca tus metas en llegar a la audiencia transmitiendo en tus perfiles una actitud y personalidad que conecte con su estilo de vida. Elabora un plan Social Media para cada uno de los canales digitales escogiendo los que mejor se adapten a tu target.

2.-No aportar contenido de valor:

El mensaje es determinante para el éxito de la campaña, así que cuida lo que comunicas y como lo haces. No es suficiente abrir una cuenta y subir publicidad de tu marca o servicio, la audiencia quiere de ti algo novedoso y diferente que les dé una razón para seguirte.

3.-Perfiles incompletos:

Esta falta pone en riesgo la credibilidad y compromiso de la compañía. Una marca incapaz de ofrecer un perfil claro y completo, probablemente no sea lo suficientemente seria como para cumplir sus objetivos responsablemente. No crees cuentas de forma apresurada e introduce tu información cuidando cada detalle, estos datos generan confianza y seguridad en tus clientes.

En Facebook escoge una Fan Page para tu empresa, ingresa el nombre utilizando el mismo en todas las redes, una foto con tu logo (no uses avatares o imágenes ajenas a la identidad de tu servicio) y una descripción (explica brevemente de que trata tu negocio). Adicionalmente introduce tu página web, blog o cualquier otra referencia que consideres necesaria al caso.

4.-El Spam y exceso de autopromoción:

Suele ocurrir cuando se desea obtener reconocimiento de marca a toda costa. Es una de las equivocaciones más comunes al gestionar redes sociales que debes evitar. Encuentra un equilibrio en tus posts evitando promoverte en el 100% de ellos. Lo importante en este tipo de medios es compartir información que estimule una dinámica conversacional entre los participantes. Crea diferentes tipos de publicaciones, aparta un poco el ego y los contenidos patrocinantes y repetitivos diciendo que eres el mejor.

5.-Descuidar tus seguidores:

No contestar las preguntas o comentarios rompe la conexión con tu marca. Si un fan se ha tomado el tiempo de escribir para darte una opinión o felicitación, lo más sensato es que le respondas. No hacerlo puede interpretarse como una falta de interés con consecuencias desastrosas en tu reputación. No olvides que ellos se comunican contigo porque les interesa lo que puedes aportar o sugerir. Las redes sociales son medios de comunicación bidireccionales, no rompas el frágil encanto del fanático y dedícale tiempo atendiéndolo y agradeciendo su tiempo.

6.-Abrir cuentas en todas las redes sociales:

Pensar que todo sirve para todo es otro de los errores que debes evitar al gestionar redes sociales. Hacer lo mismo es menospreciar el potencial que ofrece cada plataforma y, una pérdida de tiempo y esfuerzo al tratar de hacer presencia en una audiencia que no está interesada, o tal vez inexistente. Decide cuales son las comunidades que mejor se adaptan a tu propósito y construye un plan de contenidos.

Cada una tiene sus puntos fuertes y características, por lo que debes tener una estrategia diferente, por ejemplo: El valor principal de Instagram es mostrar un aspecto humano y divertido a través de imágenes y vídeos cortos, Linkedin es una red estrictamente profesional, Twitter es un microblog de 140 caracteres y Youtube se dedica completamente a vídeos. Estudia donde se encuentra el público que buscas y no pierdas tiempo en canales en los cuales no conseguirás nada.

7.-Comprar seguidores falsos:

Existen empresas que pagan por una audiencia ficticia que no les importa quienes son ni que hacen. Esta es una de las peores prácticas al gestionar redes sociales, ya que de nada servirá tener miles de followers si la tasa de interacción es pobre. Debes enfocarte en tu público real sin importar que sea pequeño, lo importante es que estén comprometidos. Búscalos, capta su atención y ofréceles contenido de utilidad. Interésate por esa pequeña comunidad y motívalos a que participen, comenten y compartan. Convierte tu marca en una experiencia interesante y sugerente para ellos.

8-Compartir mucho contenido en poco tiempo:

No se trata de publicar una vez por semana, pero tampoco invadas con actualizaciones de estado a cada momento todo el día. Es abrumador abrir una aplicación y encontrar el timeline bombardeado por una misma cuenta, esto pudiera interpretarse como una medida desesperada para llamar la atención. El resultado: atormentados por tu frenético impulso tus fans dejarán de seguirte. Cada red social tiene sus reglas tácitas en cuanto a este tema, por ejemplo: 1 o 2 posts diarios en Instagram, 2 en Facebook, 2 o 3 a la semana en blogs, 1 video semanal en Youtube y así sucesivamente.

9.-Publicar el mismo tipo de contenido:

Los posts monótonos y rutinarios aburren a la audiencia. Debes poner dinamismo a tus perfiles combinando imágenes, vídeos, concursos, trivias, compartir comentarios de tus seguidores, entre otros. No te enfoques únicamente en vender, ofrece información que genere tráfico aportando un valor añadido a las experiencias de tus clientes.

10.-Ignorar las críticas:

Aun cuando tu plan apunte al éxito y las métricas arrojen buenos resultados, no faltará la reprobación de algún cliente insatisfecho. Es un error dejar pasar este tipo de comentarios, ya que proyecta una imagen de mal servicio post-venta. No borres u ocultes las quejas y responde intentando dar soluciones con inmediatez. Ofrecer una respuesta a tiempo puede ahorrarte muchos dolores de cabeza que afecten gravemente tu reputación.

Como verás, las redes sociales son herramientas muy valiosas en la actualidad, ya que permiten llegar a un mayor número de clientes con un costo muy bajo. Considerando que la mayoría de estas comunidades populares son gratuitas, la inversión estaría reducida a gastos de publicidad. Además, permiten alcanzar una reputación elevada en el mercado y garantizan una permanencia que ningún otro medio puede ofrecer, permitiendo recibir el feedback de la audiencia ayudándote a descubrir qué es lo que quieren y necesitan, con la oportunidad de corregir y modificar a nivel de gestión y producción cualquier detalle pertinente.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Suscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

Potencia tu estrategia de marketing de contenidos

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

Compra contenido

Administra tus contenidos en nuestra plataforma saas

Gestiona, crea y edita tus contenidos en una plataforma online. Un sistema de administración a tu medida.

Solicita tu demo