7 Señales de que necesitas un blog corporativo

Publicado el 18 mayo, 2017 por

Muchas veces damos por sentado que no necesitamos un blog corporativo, pero la verdad es que resulta una herramienta muy útil para todo plan de marketing digital, especialmente en inbound marketing.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Un blog permite atraer, informar y convertir a los visitantes a una web en clientes fieles. También, es una excelente forma de posicionarte mejor, y de demostrar tu experticia en el negocio que manejas.

Si todavía estás considerando el hecho de agregar la pestaña “blog” a tu página web, te invitamos a conocer 7 señales que te indicarán si realmente es necesario, ¿Has experimentado alguna de ellas?

1. Tus Redes Sociales son un centro de soporte

No todo puedes resolverlo en las Redes Sociales. Tus clientes o compradores potenciales tienen preguntas específicas sobre tus productos o servicios, y quieren saber más para decidirse por tu marca. Si tienes a tu Community Manager 24/7 respondiendo preguntas especializadas en las Redes, tal vez es momento de crear tu blog corporativo y escribir sobre esos temas que tantas inquietudes generan en los usuarios.

Podrías incluso usar el espacio del blog para incluir paso a paso, tutoriales, guías, y todo tipo de material que ayude a tu usuario en relación con tu producto o servicio. Bien sea antes de comprarlo, al adquirirlo, o cuando ya es tu cliente.

2. Te ha costado posicionarte en los buscadores

Aunque tu página web esté correctamente optimizada para SEO, en realidad es necesario generar contenido constantemente para que cuando los usuarios realicen una búsqueda específica, se encuentren con tu página web o tu blog. Subir posts en tu blog corporativo con regularidad te permitirá posicionarte mucho mejor, sobre todo utilizando las palabras claves correctas.

Crea una sólida estrategia de contenidos para tu blog basándote en los intereses de tus usuarios y en tus productos. Las técnicas para crear textos amigables para los buscadores podrían parecer complejas al principio, pero una vez que logres integrarlas a tu estilo de escritura y actualizar el blog constantemente, verás mejores resultados de posicionamiento.

3. Usas fuentes externas de contenidos

Si bien es interesante realizar intercambios con otras marcas u otras fuentes, lo cierto es que, si un seguidor siempre se encuentra con que utilizas el contenido de alguien más, no siente demasiada confianza con la información. Por ejemplo, si vendes patines en línea y recomiendas alguna lectura sobre “Cómo mantener los patines en línea” y el producto no es exactamente el que vendes, los lectores podrían sentirse un poco confundidos, ¿Qué contenido sí se corresponde con tu producto? Ofrécelo en tu propio blog corporativo.

4. Haces posts en Redes demasiado extensos

Lo bueno si breve, dos veces bueno. Aplica especialmente en las Redes Sociales, donde la inmediatez es lo que priva, y es muy difícil encontrar a un usuario que lea posts muy largos. Si es necesario exponer un tema de forma escrita que tenga que ver con tu marca, lo mejor es hacerlo en un blog para post, que además te ayuda con el SEO.

5. Te ha costado aumentar tu base de datos

Al ofrecer contenido de valor y la oportunidad de suscribirse, podrás incrementar tu base de datos. Brindando una buena calidad de contenidos que tu lector quiera recibir periódicamente en su bandeja de entrada, podrás aprovechar para enviar ofertas, promociones y novedades.

Además, no se trata de cualquier usuario, sino un tipo de usuario interesado en tu marca, producto o servicio. Procura agregar también algunos contenidos descargables para realizar la suscripción a tu blog corporativo aún más atractiva.

6. Te cuesta estructurar tus contenidos

Crear un blog corporativo es una buena forma de darle orden a las ideas, estructurar qué quieres decir y crear un esquema o flujo de pensamiento que te permita comunicarte con alguien más por escrito. Si te cuesta crear piezas de contenido sobre temas complejos, o simplemente te pierdes en tanta información, escribir posts para el blog podría ser de mucha ayuda.

7. No hay información especializada en la web sobre tu producto o servicio

Existen algunos productos demasiado específicos o nuevos en algún mercado, de los cuales no existe demasiada información en la web. Un usuario comúnmente antes de realizar alguna compra, se encarga de leer sobre el producto, buscar opiniones y si es posible videos e imágenes. En tu blog corporativo podrías centralizar toda esta información. Puede que tu producto sea muy nuevo en el mercado en el que incursionas y sólo hay información en inglés; pues el blog corporativo es perfecto para informar a los usuarios de qué se trata.

Si te identificas con alguna de estas señales o sientes que te ha pasado algo similar, tal vez es momento de crear tu blog corporativo, ¡Mientras más rápido mejor!

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Suscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

¿Quieres aprender de marketing digital?Suscríbete y recibe novedades todas las semanas.