5 razones para pasar de Redactor de Contenidos a Copywriter

Publicado el 2 septiembre, 2018 por

Dentro de las estrategias del Marketing de Contenidos, la figura del escritor es fundamental. Un redactor de contenidos es la persona encargada de crear textos con alto valor en torno a diversos temas. Estos textos buscan mejorar el posicionamiento SEO de la marca, generarle autoridad o transmitir historias largas que impacten al lector.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

El redactor freelance tiene entre sus funciones generar contenido único, interesante y útil, con el tono adecuado para el formato en el que se presentará (listas buzzfeed, artículos, infografías, videos, e-books, entre otros). No obstante, el redactor de contenidos no suele ser tan valorado en el mercado laboral debido a la falsa idea de que “escribir lo hace cualquiera”.

Por otro lado, existe la figura del copywriter que es un escritor dedicado a los mensajes creativos breves y que mezcla sus habilidades en el lenguaje con un poco de psicología, diseño, ventas y más. El copy o redactor publicitario es un personaje solicitado por su capacidad persuasiva y camaleónica.

Así como un redactor de contenidos, el copywriter debe saber manejar las palabras pero, a diferencia de este, sus textos se enfocan en vender desde la perspectiva del cliente para hacerle sentir que lo entiende, que sabe cómo ayudarle. Intenta finalmente, a través de su discurso, adelantarse a sus necesidades (o a generarlas si no están allí).

Estas son las cinco razones por las que un redactor de contenidos podría, o debería, dar el salto a ser copywriter:

Tendrá los bolsillos llenos

Un copywriter gana muchísimo más que un redactor. Esto se debe a que sus habilidades para vender se muestran en los índices de ROI (tasa de inversión), en la generación de leads y en su talento para transformar un texto sencillo en palabras que puedan convencer.

Así mismo, se suele ver al redactor freelance como alguien que mantiene los contenidos, mientras que el copywriter convierte lo que sabe (de la marca, del cliente, de lo que se quiere transmitir) en un mensaje claro y poderoso.

Es un perfil profesional en constante desarrollo

Si bien el redactor de contenidos debe poseer una sed investigativa para que sus contenidos resalten, el copywriter conoce muy bien las herramientas de marketing digital y branding; también sabe sobre técnicas de ventas y comprende el proceso de acercamiento del cliente a la marca por todos los medios, tanto digitales como físicos.

La formación para un copywriter es fundamental ya que requiere que tenga conocimiento en muchos ámbitos y que sepa acercarse a su lector/observador/cliente ideal.

Tono camaleónico

El copywriter sabe adaptar su lenguaje, su tono, y encontrar las palabras adecuadas para una empresa específica. La escritura coherente pero ajustada a los diferentes estilos de comunicación, saber establecer los límites entre formal e informal, así como mantener la cercanía, son habilidades de este profesional.

Como un camaleón se transforma en lo que requiera el ambiente, sin perder naturalidad y garantizando originalidad.

Crecer en proyectos personales

A diferencia de un redactor de contenidos, que debe permanecer escribiendo para generar ingresos, el copywriter puede dedicarse a sus proyectos personales y ser, en sí mismo, una marca personal. A través del inbound marketing u otras técnicas, puede realizar piezas de contenido que reflejen sus cualidades y que le permitan al público identificarse con el mensaje.

Hacer conocer su propuesta de valor no es complicado para un copywriter, por lo que desarrollarse como marca y obtener mayores ventas en sus servicios es un procedimiento sencillo, aunque requiere constancia.

Descubrir pasiones

Debido a su constante crecimiento profesional, un copywriter puede hallar diferentes pasiones que podrá explotar a través de su marca personal. Saber realizar las preguntas correctas, escribir en torno a un propósito y reinventarse son parte de la vida del copy, por ende, es un camino lleno de hallazgos.

Un redactor freelance puede ser aventurado, único, curioso, pero, sobretodo, un apasionado por las cosas nuevas. Si tiene esas características ya es un copywriter, solo necesita enriquecer sus conocimientos y experiencias.

En la actualidad, los perfiles con conocimientos múltiples son requeridos en todas las áreas. Si bien la especialización es llamativa, se hace necesario explorar en todos los campos para descubrir lo que realmente mueve las fibras internas. Una vez que se encuentra eso, la especialización puede surgir, para luego volver a llenarse de perspectivas distintas. Un profesional con distintas habilidades contribuye en innovaciones técnicas, tecnológicas y artísticas.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.