Transforma tu blog en una pieza cautivante de contenido

Publicado el 24 julio, 2018 por

Existe una pregunta importante que todo marketero debe realizarse: ¿qué es lo que caracteriza a los blogs más exitosos, aquellos que en verdad han logrado cautivar al público en todos los sentidos? La respuesta es compleja, ya que implica diversos factores. La receta para el éxito es una combinación de estilo, técnica y recursos que debes aprovechar hoy mismo, así que vamos a descubrir cómo lograrlo para llegar tu estrategia de Content Marketing Blog al siguiente nivel.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

El poder de un buen titular

Una pieza de información escrita de manera excelente, pero con un titular aburrido, genérico o poco acertado, perderá su potencial para atraer prospectos. Imagina por un momento, que has creado una excelente publicación de blog relacionada con la redacción freelance y el teletrabajo, dos temas de gran interés actualmente.

Tu contenido posee todos los elementos para atraer lectores y posicionarse en los motores de búsqueda, tales como un adecuado SEO, coherencia, información actualizada y un estilo interesante para relatar el tema. Todo ello está presente, excepto un elemento: un titular poderoso, ya que para este tema elegiste “Redactor freelance: ventajas y desventajas de esta profesión”.

Efectivamente, tal título está correcto técnicamente, ya que la keyword principal se encuentra al inicio de la frase y le ofrece al lector una visión general del tema. No obstante, luce genérico e incluso aburrido, ¿no te parece?

Cambiar este titular por algo como “El redactor freelance y los retos de ganar dinero mientras trabajas en sandalias”, sin duda lucirá divertido para muchos usuarios y generará curiosidad. El lector necesita ser atrapado desde el título, así que no temas ser original e incluso ligeramente irreverente, siempre y cuando el tema lo permita.

Inicia una estrategia de Vlogging ahora mismo

Leíste bien: Vlogging. Este término se refiere a la publicación de contenidos en formato de video, orientados a conquistar audiencias y lograr conversiones. A la par de este concepto, surgieron también los YouTubers de todo tipo. Sin embargo, no hay necesidad que te conviertas en uno de ellos, pero sí puedes imitar la estrategia de los mejores para transformar tu blog. Aquí tienes algunos tips para iniciar tu plan:

-Graba videos divertidos e interesantes relacionados con tu marca: puedes optar por contratar un influencer, o bien, impulsar a alguien dentro de tu equipo para que se transforme en uno. ¿Quién de todos ellos tiene mayor facilidad de palabra y logra comunicar mejor sus ideas de forma hablada?

Una vez que los elegiste, elabora una lista de temas que ayudarán a tus lectores a mejorar su experiencia diaria. Por ejemplo: “Los 10 mejores tips para disfrutar tus vacaciones en Chile”, “Cómo configurar tu nuevo smartphone Android” o “Lo apasionante de trabajar en una agencia de contenidos”. Las ideas son ilimitadas, sólo usa bien tu imaginación.

-¿Dónde alojar el video? Es una pregunta interesante, por lo siguiente: si decides subirlo directamente a tu gestor de contenidos, corres el riesgo de perder calidad y hacer que el usuario utilice más banda ancha al reproducirlo. Por lo tanto, elige una plataforma como YouTube, Vimeo o Daily Motion para alojar tu trabajo, o bien en Instagram TV si ya tienes una cuenta empresarial en esta red.

-Pero, ¿de qué manera beneficiará a tu blog insertar videos desde estos medios? Por supuesto, esto no es algo novedoso, pero aquí es donde puedes combinar ambas técnicas perfectamente: el “Vlogging” y el Blogging, para maximizar tu resultado.

Por ejemplo, si tu video es sobre el tema “5 Consejos para aprovechar la Realidad Aumentada en tu estrategia de contenidos”, explica perfectamente cuatro de los 5 puntos. Aquél que no expliques totalmente, te servirá para crear una interesante publicación de blog. Por lo tanto, dirigirás al usuario desde tu video, de la siguiente forma: “para obtener toda la información del punto número 4, visita nuestro blog y deja tu opinión sobre el tema”. A continuación, puedes insertar la URL en el video, o bien, en la descripción del mismo.

Gracias a lo anterior, prepárate para que tu blog sea más atractivo, interesante, genere expectación y además captes la atención de una audiencia más joven, interesada en contenidos dinámicos y divertidos.

El diseño de tu blog es muy importante

Para que un visitante a tu blog se enamore a primera vista de tu contenido, también es necesario contar con un diseño atractivo y funcional que mejore su experiencia. Por lo tanto, presta atención a los siguientes aspectos:

-Categorías claras y ordenadas: ya sea que éstas se localicen en la barra lateral o en la parte superior de tu blog, cada una de ellas debe dirigir al visitante a otras secciones de interés de tu medio digital. El orden, la estructura y la coherencia son indispensables para navegar rápidamente y encontrar la información buscada.

-Una plantilla de acuerdo con tu nicho: la plantilla para una empresa de tecnología, debe reflejar modernidad y dinamismo. Por su parte, una plataforma de música y contenidos artísticos elegirá una mucho más extravagante, juvenil y llamativa. Por lo tanto, ofrécele a tu audiencia un diseño que conquiste sus sentidos, esté en perfecto contexto con tu campo de trabajo y además sea amable con su vista.

-La importancia de la tipografía: el tamaño, estilo y color de la fuente, ayudará a que tu contenido sea aceptado con más facilidad. Cuida este aspecto al máximo y recuerda que tu información debe leerse sin problema alguno en cualquier tipo de dispositivo.

¿Con qué frecuencia publicas contenido en tu blog?

Ya que tu contenido es interesante y bien estructurado, generará suficiente tráfico naturalmente. Sin embargo, la frecuencia de publicación logrará que esos lectores que has ganado, se conviertan en seguidores fieles de tu marca.

Por lo tanto, organiza la agenda de tu blog y ofrécele a tu público diferentes tipos de contenido al menos 3 o 4 veces a la semana. Si el tiempo es un problema, produce publicaciones de diferente longitud:

*Entradas de blog generales, con una extensión de 700 a 1,500 palabras.

*Contenido tipo snack, el cual ofrece información útil a tus lectores, pero en un formato más breve, el cual va de las 350 a las 450 palabras como máximo.

Si el contenido es el rey, el estilo es el trono en el cual se sienta

Ya que cuentas con todos los elementos anteriores, considera en tu plan de Blogging uno de los elementos más importantes, el cual logrará que tu contenido realmente cautive a tus visitantes, prospectos y clientes: el estilo con el que te diriges a ellos.

Distintos tipos de público, a diario realizan millones de búsquedas en Google, Bing, Yahoo y redes sociales, buscando información que resuelva sus necesidades. No obstante, de los cientos de miles o millones de resultados que encuentren, sólo algunos realmente llamarán su atención.

El factor que marca la diferencia, es el estilo. Por lo tanto, es momento de preguntarte: ¿realmente ofreces algo distinto a la competencia? ¿Has creado una base de seguidores que comparten y comentan tus enlaces en Facebook con suficiente gusto y pasión, por ejemplo? Para lograrlo, háblale a tu audiencia de manera cercana y original.

Además, utiliza el buen humor cuando sea necesario. Esto ayuda a romper la rutina y agrada a cualquier lector. Finalmente, sé directo y objetivo, evitando párrafos de relleno y trucos similares.

Tu trabajo de Content Marketing Blog, siguiendo los consejos anteriores, logrará que este medio digital pase de aburrido a divertido y de genérico a único. Por lo tanto, aplica las técnicas necesarias para lograrlo y fortalecer el prestigio de tu marca en el espacio digital.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Suscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.

¿Quieres aprender de marketing digital?Suscríbete y recibe novedades todas las semanas.