Anatomía de un post para blog perfecto

Publicado el 30 junio, 2017 por

Si tu negocio tiene una página web, es más que seguro que también hayas implementado un blog. Un blog es un gran aditamento para tu modelo de negocio, ya que en él puedes subir contenido que atraerá tráfico a tu sitio, el cual puede resultar en un lead o una conversión. Sin embargo, ¿cuál es la mejor forma de hacer un posteo a tu blog? Un post tiene muchas partes y secciones a tomar en cuenta, y hay que poner atención en todas ellas para que resulte efectivo. A continuación, encontrarás la anatomía de un post blog perfecto:

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

 

1. Encabezado

Recuerda esto: tienes unos pocos segundos para captar la atención del lector, por lo que tus encabezados deben ser interesantes y proponer una buena primicia. A la mayoría de usuarios les basta leer un encabezado para saber si quieren visitar un sitio o no. De hecho, el 60% no lee más allá del encabezado. Entonces, ¿cómo escribir uno que funcione?

Redacta varios títulos hasta que estés conforme con uno, si en algún momento te deja de gustar podrás volver a revisar tu lista.

Busca las keywords adecuadas para que tu encabezado aparezca en las primeras posiciones de Google y otros motores de búsqueda. Puedes usar herramientas como Google AdWords‎ o SEMrush para hacer esto.

2. Meta descripción

La meta descripción es la etiqueta HTML que contiene la información de una página web. Cada una de las páginas de tu sitio deben tener una, especialmente los posts que tengas en el blog. En un resultado de Google u otro motor de búsqueda, aparecerá bajo el encabezado y la URL, por lo que es importante que escribas una meta descripción que encapsule de manera atractiva de qué se trata el post, de modo que el usuario desee hacer clic en él.

Lo ideal es no ser sucinto en la meta descripción, pero tampoco debes extenderte tanto, 155 caracteres es una extensión ideal para captar la atención del lector.

3. Imágenes

Encontrar una imagen que no sólo represente a la perfección el contenido del post, sino que también agrade al lector y lo anime a seguir leyendo no es una tarea fácil. Tienes que ser cuidadoso de no elegir una imagen sólo porque te parece estética, ni hacer lo contrario: incluirla sólo porque en ella se representan los elementos de los que hablas en el post. Debes encontrar un balance entre ambas cosas. Por ejemplo, si vas a hablar sobre perros y sus dueños, busca una imagen donde se vea un perro y una persona, pero a la vez tenga algo más, como una muestra de amistad, unión o la emoción que mejor se adapte a tu contenido.

4. Introducción

La introducción se trata de un anzuelo con una carnada. Es tu oportunidad para convencer al lector de que el post blog perfecto que escribiste es exactamente lo que está buscando y que no cometió un error al confiar en tu encabezado. Esto no te debe tomar muchas líneas o perderás la atención del usuario. Para mantenerla, lo mejor es hacer una invitación a la lectura o lanzar una pregunta que lo intrigue.

5. Cuerpo

Este es el contenido medular de tu post, lo que el lector espera encontrar una vez que dio clic y pasó la introducción. Lo más recomendado es que dividas la información en categorías o sub encabezados, también funciona si haces un listado con los tópicos más importantes. Un post plano puede ser pesado de leer y perderás la atención del lector a los pocos párrafos, por lo que debes mantener un balance entre la información relevante, el lenguaje informal fácil de leer y un buen flujo del contenido. En cuanto a la extensión, 500 palabras son más que suficientes para un post blog perfecto.

6. Conclusión

La conclusión del contenido es el momento perfecto para conectar con el usuario y hacer las recomendaciones finales. A esto último se le llama “llamado a la acción” (call to action, en inglés) y, aunque a veces se comete el error de no incluirlo, es una de las partes cruciales que decidirá si un post para blog es efectivo o no. Un buen cierre del contenido acompañado de un llamado a la acción es el elemento que va a generarte un lead o una conversión que, al final, te abrirá las puertas para iniciar tu campaña de fidelización.

Si eres creador de contenido, quieres serlo, o tienes un negocio online que cuenta con blog, ahora conoces las partes que harán que tus posts sean perfectos y efectivos. Es hora de empezar a atraer más visitas y conectar mejor con tus usuarios recurrentes. ¡Manos a la obra!

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.