Cómo construir tu propio plan de Inbound Marketing

Publicado el 26 mayo, 2017 por

Es un hecho: el Inbound Marketing ya no es una simple estrategia complementaria del marketing general. Hoy en día es el pilar que sostiene el resto de las tácticas de marketing de una empresa. Por esta razón, un plan bien estructurado es actualmente más que necesario, indispensable para el éxito de cualquier compañía, sin importar el giro o el tamaño. Y como cualquier estrategia de marketing, ésta debe consistir en un cuidadoso y bien pensado proceso para que realmente cumpla con su cometido y no sea un documento sin valor en la empresa. Si nunca antes tuviste un plan como éste y no sabes cómo elaborarlo, aquí te ofrecemos una sencilla guía de siete pasos para adentrarte en las ventajas del Inbound Marketing.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

1. Conoce a tu empresa y a tu competencia

¿Podrías afirmar que conoces bien todos los departamentos de tu compañía? ¿Y qué me dices de quienes se mueven en el mismo ramo que tú? Si no entiendes a fondo cuáles son los valores, las propuestas y las necesidades del sector en el que te desarrollas, no podrás armar un plan con la complejidad necesaria para funcionar.

Empieza por hacerte (y responderte) preguntas acerca de las características del producto o servicio que ofreces, así como de la población que se beneficia con él y de los recursos humanos y técnicos que tienes a la mano para llevar a cabo tus tareas, pero también cuestiónate sobre aquellas compañías que pueden brindar algo parecido a la tuya; por ejemplo: indaga cuáles son, investiga si tus precios son competitivos o están muy por arriba o abajo en comparación con los de ellas, identifica si tus productos o servicios tienen alguna particularidad que los haga únicos frente a otros similares.


2. Define tus objetivos

Si no sabes dónde pretendes llegar, ¿cómo podrías trazar el camino? Establece metas realistas y muy concretas (pero no simples), de tal manera que no pierdas el interés, pero tampoco te desanimes. Y ponles una fecha límite: entre seis meses y un año es un buen periodo para alcanzar los primeros resultados. ¿Como cuáles? Podría ser “incrementar las ganancias un 10% para fin de año” o “conseguir 500 seguidores en Facebook por mes durante el próximo semestre”.


3. Haz un recuento de los elementos con los que cuentas actualmente

Seguramente ya usas más de una herramienta del Inbound Marketing: email, redes sociales, una página web, un blog. Bien, ahora es momento de integrarlas todas a una estrategia mayor. Añade técnicas de SEO y SEM a los contenidos de tu blog, y administra tus redes sociales con tácticas de PR para atraer más gente; conviértela en clientes potenciales con una landing page en tu página web y un correo de confirmación, y finalmente cierra la venta con algunos nurturing emails, que no por ser automatizados serán menos cálidos o personalizados.

4. Organiza tus acciones

Es fácil abrumarse cuando se trata de planes a largo plazo, pero no hay nada peor que caer en la desesperación. Relájate un poco enviando al fondo de tu lista todo aquello que no vaya a ayudarte directamente a obtener más clientes. Así podrás darle toda tu atención sólo a aquello que la merece.


5. ¡A trabajar!

Ya tienes preparado todo lo que necesitas para tu plan. Ahora ponlo en marcha. Lo recomendable aquí, para no perder el rumbo, es establecer una primera parada a los 60 días. Elabora un documento detallado y fechado con todos los blogs, palabras clave, campañas y demás estrategias que desarrollarás por los próximos dos meses. Así te resultará más fácil no perderte.


6. Califícate

Ya superaste la primera etapa. ¡Felicidades! Es hora de desandar un poco el camino para saber qué está funcionando y qué no en tu plan. Monitorea tus palabras clave para optimizar tu SEO; analiza tus visitas, leads y clientes para perfeccionar tu página web… Éste es un proceso de mejora permanente.


7. Detecta las fallas

¿Hubo errores? Seguro que sí, pero no te preocupes, es lo más lógico. Lo importante es aprender de ellos y no volverlos a repetir. El marketing –aunque tiene sus reglas- es una cuestión que, por trabajar con grupos de gente muy diferente, se vuelve muy personal, por lo que aquello que puede funcionar en un caso puede ser una falla en otro. Así es esto: ensayo y error.

Ten siempre en cuenta que un plan de Inbound Marketing puede tardar semanas y hasta meses en mostrar resultados positivos evidentes y aun así estará siempre sujeto a mejoras. Es preferible avanzar con calma y firmeza que tomar un atajo inestable o poco ético y tener un éxito rápido y fácil que sólo veremos derrumbarse después.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.