Cómo dejar de perder el tiempo con el contenido incorrecto

Publicado el 6 julio, 2017 por

El Marketing de Contenidos no es una ciencia exacta: afortunadamente permite flexibilidad y ajustes para cambiar el curso de acción si éste no está dando los resultados esperados. Uno de los principales obstáculos que provocan tal situación es perder tiempo con el contenido incorrecto. Es decir, aquél que a pesar de estar bien elaborado no conecta con la audiencia en ningún aspecto. ¿Cómo remediarlo?

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

El Contenido Viable Mínimo (CVM)

Este concepto se deriva del Minimum Viable Product, pero aplicado al content marketing. Se refiere a aquellas piezas de contenido que permiten monitorear el comportamiento del consumidor y ofrecen valiosa retroalimentación acerca de sus preferencias, hábitos y reacciones. De esta forma se ahorra suficiente tiempo y recursos, ya que los resultados y estadísticas que arroje el CVM servirán para crear campañas correctas que incluyan exactamente lo que el cliente espera.

Un ejemplo práctico de lo anterior es una compañía de ropa deportiva. Para la promoción de una nueva línea de atuendos para gimnasio, generalmente se diseña una campaña propia, o bien, se contrata a una agencia especializada que se encargue de ello. Sin embargo, esto puede funcionar o no, o puede cumplir sólo con algunos objetivos. En otras palabras, crear diferentes contenidos sin conocer cómo reaccionará el público a ellos implica un riesgo.

El Contenido Viable Mínimo entra entonces en acción: en lugar de lanzar una campaña agresiva de gran inversión, la empresa opta por filmar un par de videos para Instagram y Facebook, mostrando las principales características de la línea de ropa. Otra idea puede ser una entrada de blog breve que enfatice las características del producto e incluya fotografías. Los comentarios, sugerencias y reacciones del público darán la pauta para saber qué omitir en una campaña a gran escala y qué clase de contenido promocional deberá ser creado. Es decir, aquél que es correcto y preciso.

Contenido creado por los usuarios

No hay mejor forma de saber qué le gusta a la audiencia que dejándola participar del proceso, por medio de comentarios, fotografías, ideas ingeniosas y demás contenido que le permita expresar su opinión. Empresas tan variadas como Old Spice, Coca Cola, Burberry y Starbucks han aprovechado las ventajas de esta técnica para potencializar sus ventas, además que les ha permitido saber qué les apasiona a sus clientes de verdad. Esta retroalimentación aplicada al marketing de contenidos se traduce en dinero, usuarios satisfechos y tráfico orgánico a sus distintas plataformas.

Crear contenido que logre la mejor respuesta

De acuerdo con Search Engine Journal, determinada información logrará un mejor ROI, además de ayudar a posicionar a la compañía como autoridad en su nicho. Entre los principales tipos se encuentran:

-Entradas de blog que cubran aspectos inexplorados de la industria particular de la compañía.

-Contenidos en video.

-Infografías.

-Temas trending.

-Artículos tipo How-To.

Cada uno de estos estilos y técnicas pueden adaptarse para crear información en distintos medios, como blogs, redes sociales, eCommerce, aplicaciones y otros. No se trata de crear contenido forzado con tal de vender más. Por el contrario: debe analizarse qué puede elaborarse para crear una mayor conexión con la audiencia. Incluir videos, por ejemplo, asegura una mejor respuesta por parte de los lectores y clientes.

¿Está aportando calidad a la experiencia del usuario el contenido de la empresa?

Tanto las entradas de blog, como los videos y demás información deben ayudar al cliente en diferentes niveles. Por ejemplo, publicar frecuentemente artículos que hablen de la historia de la compañía en el blog puede resultar agradable para un sector de la audiencia, pero no ayudará a aquellos que buscan ser guiados para saber qué producto o servicio es el mejor para ellos.

Por lo tanto, debe crearse contenido que añada calidad a su experiencia, tal como:

-Testimonios de clientes.

-Guías de compra

-Ideas sobre cómo aprovechar mejor cada producto.

-Tips para ahorrar tiempo y dinero.

Se requiere contenido bien estructurado en todos los sentidos

Asimismo, toda la información debe cumplir con los estándares de calidad necesarios. Esto ayudará a que Google la tome en cuenta y contribuirá a fortalecer el prestigio de la compañía. Entre otras características se encuentran:

-Coherencia, estructura adecuada y contexto.

-Impecable estilo y gramática.

Optimización para motores de búsqueda.

-Originalidad total. Una cualidad que el público aprecia y contribuye a que la empresa sea reconocida como una entidad confiable y única.

El contenido correcto debe poseer todos y cada uno de los elementos anteriores, sin excepción.

En síntesis: el marketing de contenidos requiere información precisa, adecuada, de impecable calidad y con los elementos que logren que el público se identifique con ella y la comparta a través de diversos medios. El resultado de este esfuerzo se reflejará positivamente en el tráfico y conversiones en cada campaña.


Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.