Prueba de que su contenido necesita menos hechos y más historia

Publicado el 6 septiembre, 2017 por

La aplicación de diversas técnicas en el Marketing de Contenidos debe contribuir a su objetivo general, el cual es la promoción de la información a través de diversos canales y plataformas. Pero ¿qué sucede si la marca aún no cuenta con el prestigio suficiente para conquistar la atención del público?

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Es entonces cuando debe recurrirse a una técnica más valiosa de lo que parece: el storytelling.

Todo comienzo es difícil

En un escenario hipotético, la compañía “A” inicia operaciones en el mercado o tal vez tiene un cierto tiempo (uno o dos años) tratando de establecerse. En este caso, lógicamente será difícil generar interés apelando a un prestigio en camino de construirse. Esto puede llevar años e incluso décadas.

Aunque cada caso es distinto (recordemos que hay empresas que gozan de gran éxito desde sus primeros meses de operación), estas compañías emergentes deben buscar un modo alternativo para comunicarse con su público a través del contenido. ¿Cómo llegar a cumplir sus objetivos de forma eficiente?

El cliente ama las historias, no las cifras

La compañía del ejemplo anterior deberá entonces enfatizar sus esfuerzos en campañas creativas que le entreguen al usuario aquello que busca y le agrada.

Ya que por lo general a la audiencia no le interesa conocer el monto de las utilidades, cotización en la bolsa de valores de la compañía, o cualquier cifra por el estilo, esto se logra a través de historias en distintos formatos (entradas de blog, videos, podcasts) relatadas de forma natural y relacionadas siempre con el producto o servicio a promocionar. Los ejemplos son múltiples:

-Una empresa de programas antivirus emprenderá una campaña en video que muestre la rutina de un usuario normal tranquilo y satisfecho gracias a que su información está segura y protegida. Por otra parte, mostrará el contraste con aquél que decidió no adquirir un buen software y ha sufrido la pérdida de datos. Un clip de apenas un par de minutos bien elaborado puede lograr más conversiones que 10 entradas de blog explicando las características del producto.

-Si la compañía aún no cuenta con una historia propia, puede utilizar las de otros de forma correcta. Una marca de ropa infantil podría incluir en su blog corporativo los aspectos más importantes de la vida de Walt Disney y el porqué creen en su filosofía personal que lo llevó a superar todo tipo de obstáculos. Poco a poco puede unirse este relato con las características del producto que se ofrece, ya que ambos guardan algo en común: el compromiso para entregarle algo valioso a los niños y sus padres.

-Las tiendas de autoservicio pueden aprovechar sus Buyer Personas diseñadas previamente para crear personajes. Así podría surgir “Alma González”, un ama de casa contenta gracias a las ofertas que este comercio le ofrece. Este tipo de publicidad puede ser incluida en diversas campañas.

Atención a los formatos

Aunque tradicionalmente se relaciona el contar historias con textos, esto no es una regla obligatoria. Por supuesto que el blog corporativo es una excelente manera de generar tráfico y conversiones, pero al mismo tiempo hay que aprovechar los diversos formatos y tecnologías:

-Campañas en video.

-Transmisiones en vivo (Facebook Live, por ejemplo).

-Infografías.

-Fotografías.

-Si el presupuesto lo permite, la realidad virtual podría ser una buena manera de contar historias y lograr despertar interés en el público mucho más rápidamente.

De la diversión a la cultura organizacional

Al hablar de historias, también se habla de distintos tipos de ellas. ¿Cuáles son las opciones? ¿Qué temáticas tratar y cómo incorporarlas a las campañas publicitarias? Por fortuna los ejemplos son ilimitados:

-Aquellas de gran impacto emocional, ideales para aplicar en el marketing estacional. Generalmente están relacionadas con valores familiares, morales o espirituales.

-Contenido educativo. Así es, el storytelling también sirve para instruir al usuario sobre el manejo de un producto y sus características. Un ejemplo de ello es el blog de la aplicación Simple, orientada a las finanzas personales. En esta página se pueden encontrar historias reales de usuarios que han aprovechado cada una de las ventajas de este software en su vida diaria.

-Humor. Esta cualidad puede ayudar a transmitir un mensaje de manera sencilla. Este tipo de historias encantan a todo mundo, desde los millennials hasta el público de mayor edad.

-Aquellas que relatan hechos cotidianos. Para convencer a un millennial de adquirir un nuevo smartphone, bastará ejemplificar el día normal de cualquier usuario y cómo las características del producto le facilitarán realizar sus diversas actividades.

El Marketing de Contenidos requiere muchas más historias que hechos. De esta manera pueden alcanzarse audiencias de diversas demografías, gustos y aficiones que se identifiquen con aquello que se les está relatando. Así, será mucho más sencillo ganar su confianza y convertirlos en clientes satisfechos y leales.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.