¿Por qué tu tráfico de AdWords no es de calidad o no califica?

Publicado el 28 noviembre, 2017 por

Las opciones para promocionar tus productos o servicios en línea y generar conversiones, son variadas. No solo tienes alternativas como las redes sociales o el Email Marketing, sino que también puedes acudir a herramientas tan poderosas como Google AdWords. Esta plataforma de publicidad de pago por clic (PPC), entrega diversas vías para generar campañas de éxito; sin embargo, obtener un ROI positivo no es tan simple.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Tener un tráfico calificado es clave para lograr que los avisos cumplan con su objetivo final, y la inversión del anunciante sea rentable. No obstante, hay ocasiones en que se cometen algunos errores que ponen en peligro la eficiencia de la campaña, al no atraer un tráfico de calidad. El sitio Kissmetrics, nos ayuda a esclarecerlos.

1. No existe una segmentación adecuada de los términos de búsqueda

Es necesario que tomes en cuenta el modo en que tus prospectos y clientes potenciales usan los motores de búsqueda para responder a sus inquietudes y necesidades. Es decir, será más probable que opten por buscar “dónde comprar tulipanes rojos”, en vez de “flores”. Además, Kissmetrics enfatiza en que “palabra clave” no es sinónimo de “término de búsqueda”. Este último se refiere a la palabra o frase exacta que una persona usa, por ejemplo, en Google para encontrar lo que estaba buscando; mientras la keyword corresponde a la palabra que se emplea para un determinado grupo de anuncios, con el propósito de orientar los términos de búsqueda en las plataformas de búsqueda pagada.

En consecuencia, para evitar errores o remediar el existente, es indispensable hacer una segmentación de estos términos. Y por lo mismo, se debe revisar el informe de términos de búsqueda para ver el rendimiento que tuvieron tus anuncios cuando se activaron mediante las búsquedas realizadas por el público. Ese informe te permitirá, identificar nuevos términos relevantes para incluirlos a tu lista de keywords; así como descubrir cuáles son irrelevantes y excluirlos o agregarlos como palabras clave negativas, lo que ayudará a evitar que tu anuncio se muestre a quienes no están interesados en él o que tienen una baja intención de compra. 

2. La oferta apunta a las fases incorrectas del Buyer’s Journey

Si alguien entra en la fase de descubrimiento o awareness para, por ejemplo, averiguar sobre los destinos más atractivos en Asia; pero se encuentra con un aviso de Google AdWords que, en vez de educar y/o guiar, apunta a vender un paquete turístico para viajar a Tailandia, muy posiblemente ignore la oferta o haga clic en ella solo por novedad, sin la intención de adquirir lo que se ofrece. En síntesis, será una pérdida para el anunciante e incluso podría ser una ganancia de tráfico calificado para la competencia. 

Por esa razón, la estrategia de palabras clave no puede abarcar todas las fases del Buyer’s Journey, para una misma oferta. Como afirma Kissmetrics, debes eliminar o suprimir el tráfico proveniente de etapas de compradores irrelevantes o ajustar tus ofertas para la fase respectiva; es más, si deseas apuntar a dos fases, al mismo tiempo, puedes crear dos anuncios distintos para cada una de ellas.

3. La configuración de ubicación no está correctamente orientada

Como ocurrió en el primer punto, aquí también es necesaria una diferenciación. La ubicación geográfica es distinta a la ubicación de usuario. La primera te permite limitar la publicación de tus anuncios a las zonas geográficas que elijas, y la segunda te proporciona la ubicación real del usuario según su dirección IP. Ahora, si la configuración de ubicación no está adecuadamente orientada, podría provocar que tus avisos se activen en áreas donde no deseas que se publiquen.

¿De qué modo descubrir si has cometido ese error? Debes comprobar desde dónde viene tu tráfico y para ello necesitarás acceder al Informe de ubicaciones de usuarios y al Informe geográfico. Así, podrás evaluar tus datos de ubicación, e incluso, como recomienda Kissmetrics, verificar si estas ubicaciones son parte de tu estrategia y revisar los KPIs de cada una de ellas. Luego, según los resultados, podrás controlar las ofertas, mejorar la posición del anuncio y excluir o agregar ubicaciones específicas.

Entonces, independiente de lo que intentes, si cometes alguno de estos errores, tus anuncios de Google AdWords no generaran tráfico de calidad, llegarás a quienes no tengan interés en tu producto y disminuirás tu ROI. Por eso, es mejor que dediques tiempo para aprender, asesorarte y probar con pequeñas cantidades de dinero. No te arriesgues con presupuestos elevados, si aún no tienes experiencia.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.