Mitos del eCommerce que llevan a tomar malas decisiones en Marketing

Publicado el 9 marzo, 2018 por

El Marketing Digital cuenta con una serie de mitos con los que conviene ser precavidos. Algunos de los más extendidos, relacionados con el eCommerce, confunden y provocan prácticas incorrectas.

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

En este post desmontamos algunas leyendas del comercio electrónico y las enfrentamos a la realidad, permitiéndote acceder con seguridad al fascinante mundo de las ventas en internet.

1. El fraude es inevitable en el comercio electrónico

Según Visa, un 8% de las transacciones electrónicas en Latinoamérica se anulan por sospechas de fraude. Lo cierto es que el delito afecta por igual a eCommerce y comercio tradicional. Pero el público no lo percibe así, por lo que hay que esforzarse en otorgarle confianza, informando detalladamente sobre la protección de datos y la seguridad para utilizar tarjetas de crédito.

Un dato positivo: tan sólo el 0,3% de las transacciones de PayPal a nivel global están asociadas a fraudes.

2. Social Media no convierte

Según el informe “El Estado de Social Media en América Latina” de comScore, Latinoamérica es el continente con mayor penetración del mundo. Sería absurdo no beneficiar a nuestro negocio electrónico del potencial del Social Network.

Según Harris Interactive, el 62% de los consumidores se informa a través de plataformas sociales y el 51% busca ofertas. Y según CPC Strategy un 26% de los clics en anuncios de Facebook terminan en compra.

3. El marketing sólo funciona Offsite

Pocas cosas tendrán más incidencia sobre el eCommerce que un buen plan SEO y cuidar los detalles Onsite. Una tienda online tiene pocas diferencias con una tienda física, más allá de las obvias. Comparten la necesidad de una adecuada promoción, gestión, comercialización y atención al cliente.

Es cierto que un sólido Brick & Mortar facilita el traspaso de la firma al comercio digital, al actuar su reputación offline como garantía online. Pero hay paradigmas de marcas creadas en bits que dominan su mercado (Amazon, Zappos, etc.).

4. Un buen producto no necesita marketing

Es ingenuo creer que un producto se venderá en internet por si sólo. Hay que cultivar el negocio, atraer tráfico al al sitio web, ofrecer información adecuada, velar el proceso de comercialización, mimar al cliente, fidelizar, proteger la reputación online, etc.

5. Retorno económico es la única métrica importante

La rentabilidad, por sí sola, no garantiza la pervivencia de un eCommerce. Para que la organización se sostenga y prospere en el tiempo, es necesario mantener una clientela estable. De ahí que incrementar los usuarios recurrentes o las ventas reiteradas, por ejemplo, sea tan importante como asegurar beneficios económicos.

6. El precio es el único factor determinante

Conforme un estudio de MercadoLibre, las sociedades pueden reducir hasta el 30% de los costes en su tienda digital respecto a la tienda física. Sin embargo, existen otros factores de éxito, sin necesidad de vender más barato. Por ejemplo: la seguridad —de la que hablamos en el punto anterior—, la rapidez y el coste del envío, la usabilidad y el idioma de la web, o las devoluciones.

7. Da igual qué plataforma eCommerce utilizar

Cada proyecto requiere una tecnología concreta por lo que algunas herramientas se adaptarán mejor que otras a nuestro negocio. Las opciones son numerosas: Magento, Prestashop, Shopify… Y para ciertos casos, incluso es factible la oferta sin establecimiento propio, a través de marketplaces como Amazon o Alibaba.

Una buena plataforma de comercio electrónico permitirá la personalización de la tienda a través de marca, logotipos, diseño, colores, y por supuesto, todo lo relativo a la comercialización del producto: fotografías, precios, descuentos, envío, etc. Además pueden contar con ventajas añadidas, como soporte técnico 24 horas y en diferentes idiomas.

8. Conviene alcanzar al máximo público posible

Según Internet Live Stats la población internauta de Latinoamérica supera los 385 millones de personas (59,6% de sus habitantes, dato 2016).

Contentar a todo ese público puede ser complicado, debido a diferentes edades, intereses, capacidad adquisitiva, etc. Por lo que estableceremos una estrategia clara sobre cuál es nuestro público objetivo y trabajaremos en él adecuadamente.

9. La interfaz y el diseño son prescindibles, la tecnología lo es todo

Sin recusar el sesgo tecnológico del comercio electrónico, lo fundamental es su matiz mercantil. Más allá de su estructura, un eCommerce ejecuta la totalidad de procesos empresariales, como marketing, promoción, logística, gestión, etc.

Finalmente, Business Insider estima que en 2019 la facturación de eCommerce en Latinoamérica será de 85,000 millones de dólares. Para reclamar nuestra cuota de negocio debemos desmontar los clichés del marketing digital, reconociendo lo que funciona y sabiendo qué estrategia seguir.

Esperamos mantener una conversación interesante a partir de tus comentarios. ¿Qué opinas sobre los mitos del eCommerce?

Compartir: LinkedIn Facebook Twitter

Subscríbete al newsletter

Recibe gratis nuestros artículos de Marketing de Contenidos.

Artículos relacionados

¿Listo para comenzar tu estrategia de contenidos?

Postedin es una plataforma de Content Marketing con miles de especialistas que crean contenido único para ti.